Lengua de signos
Dos mujeres usan la lengua de signos en la Universidad de Sevilla. EUROPA PRESS/UNIVERSIDAD DE SEVILLA

El acceso de las personas sordas a la educación superior sigue siendo una asignatura pendiente. Profesionales del ámbito universitario han destacado la necesidad de fomentar la presencia la lengua de signos española en la universidad como objeto de formación e investigación durante la 'Jornada de Intercambio y Análisis Profesional Universitario', que se desarrolla este pasado viernes.
   
El evento surge con el objetivo de intercambiar conocimiento entre distintas instituciones para promover el desarrollo de las lenguas de signos españolas en la universidad en todas sus vertientes: curricular, vehicular y como objeto de estudio en diferentes disciplinas. En la mesa de apertura participó la directora del Real Patronato sobre Discapacidad como suplente, Mercedes Jaraba, quien urgió a las instituciones a "trabajar en el acceso de las personas sordas a la educación superior”. El rector de la la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Alejandro Tiana, explicó que "el 40% de los estudiantes con discapacidad cursan estudios en la UNED, por lo que el compromiso de este centro con las personas sordas es ya adquirido a través de un convenio de colaboración firmado con la CNSE".

Las lengua de signos debe considerarse una lengua másLa presidenta de la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) y su Fundación, Concha Díaz, destacó los avances en materia de inclusión de la lengua de signos en distintos ámbitos, pero advirtió de que las personas sordas tienen todavía barreras en acceso a la formación, al empleo, a los servicios sanitarios o al ocio. En este sentido, el coordinador de la Red Interuniversitaria para la Investigación y Docencia de las Lenguas de Signos Españolas, Mariano Reyes considera que las lenguas de signos están incluidas en la red universitaria, pero aún no están al nivel de otros idiomas, y "deben considerarse como una lengua más".

Durante la jornada se desarrollaron una serie de mesas de trabajo acerca de temas de interés cotidiano para el colectivo de personas sordas y sordociegas, que fueron debatidos por las personas invitadas. Entre ellos, destacan experiencias relatadas por el alumnado sordo y sordociego, el impulso de las lenguas de signos españolas en distintos centros universitarios, el papel que desempeñan los intérpretes o las herramientas pedagógicas que deben utilizarse para adaptar al profesorado a las necesidades de los estudiantes sordos y sordociegos.

El encuentro, celebrado en la Facultad de Educación de la UNED, ha estado organizado por el Real Patronato sobre Discapacidad a través del Centro de Normalización Lingüística de la Lengua de Signos Española (CNLSE), y con el apoyo de la Fundación CNSE, la UNED y la Red Intrauniversitaria para la Investigación y Docencia de las Lenguas de Signos Españolas.