También se ha detectado el uso de datos de identidad falso en la

contratación de una línea de telefonía móvil, por lo que el importe de lo supuestamente defraudado asciende a 2.364 euros.

Las investigaciones se iniciaron hace meses, cuando el titular de una tarjeta bancaria denunció el uso de ésta para realizar hasta 13 compras por Internet que sumaron un importe de 2.364 euros, desconociendo quién podría haberlas realizado, ya que siempre tuvo dicha tarjeta en su poder. Los cargos se hicieron desde un domicilio de Almería.

Los agentes iniciaron las investigaciones y una vez hechas las comprobaciones de averiguación e identificación del hecho así como sobre el presunto responsable, pudieron determinar que los cargos, por importes desde 54,90 hasta 937,75 euros, se habían hecho desde un domicilio situado de la zona de Costacabana, en Almería, por lo que, una vez reralizadas las pesquisas oportunas, detuvieron a la titular del domicilio.

La continuación de las indagaciones llevó a la detención de una segunda mujer, la pareja sentimental de la víctima en el momento en que se realizaron los cargos fraudulentos, quien supuestamente habría aprovechado que en ese momento residía en el mismo domicilio que su víctima para hacerse con la numeración de la tarjeta y con ésta poder realizar las compras por Internet.

Los policías también pudieron determinar que se había contratado una línea de telefonía móvil utilizando datos falsos y de todos estos hechos se dio conocimiento a la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Granada.