Dos informes técnicos ratifican que el transformador eléctrico de Villamayor de Campos no puede tener ninguna relación con la proliferación de ocho casos de cáncer en los últimos meses entre los vecinos más próximos a la instalación, según confirmó ayer el delegado territorial de la Junta en Zamora, Alberto de Castro.

De Castro cotejó con el alcalde de la localidad, Francisco Antonio Sanz, los resultados del informe encargado por el propio Ayuntamiento y el solicitado por la empresa eléctrica Iberdola a instancias de la Junta. Ambos, apuntó, ofrecen los mismos valores, muy inferiores a los permitidos por la ley y a los recomendados también por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De Castro mencionó de manera expresa uno de los datos incluidos en el informe realizado por el Instituto de Tecnología Eléctrica (ITE) que recoge que la medición de los campos electromagnéticos en el transformador de Villamayor de Campos se encuentra en 2,7 microteslas, cuando la OMS establece que a partir de 100 una instalación sería ilegal. Se encuentra por tanto "muy por debajo del límite", según De Castro.

Sin motivo para la alerta

El delegado territorial de la Junta aseguró que, de acuerdo con las mediciones realizadas para hacer los dos informe, "no existe ninguna vinculación entre el transformador y la enfermedad" detectada entre los vecinos de Villamayor de Campos.

Aún así, reconoció que "hay que ser sensible con las ocho familias" que están sufriendo la enfermedad, pero no se puede establecer "ninguna alerta" por la existencia del transformador eléctrico, una instalación que hay "en muchos pueblos y ciudades no sólo de España sino de otros países del mundo".

La plataforma ciudadana creada en esta localidad zamorana para reclamar la retirada del transformador había solicitado también a la Junta de Castilla y León un estudio epidemiológico, algo que finalmente no se hará, ya que según de Castro "no hay ningún patrón común" entre los casos de cáncer detectados.

La Junta de Castilla y León no hará el estudio epidemiológico que había solicitado la plataforma ciudadana

 

Los enfermos han presentado distintas patologías y no hay un número tan elevado de enfermos como para buscar una causa que no sea natural. "No hay alerta roja", señaló, y por tanto considera que no será necesario ese estudio epidemiológico.

Dos técnicos han visitado Villamayor para explicar a los vecinos las cifras que arrojan los informes que, por otra parte, quedarán depositados en el Ayuntamiento para que puedan ser consultados.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE ZAMORA