Sólo en Canarias se mantendrán estables, mientras que las bajas temperaturas en la Península provocarán heladas en zonas de montaña y áreas próximas, en la Meseta Norte y, de forma localmente fuerte, en Pirineos.

Se activará la alerta amarilla (riesgo) en Cantabria, Burgos, León, Palencia y Asturias por acumulaciones de nieve que podrán llegar a los 10 centímetros. En Asturias, alerta naranja (riesgo importante) por acumulaciones de hasta 25 centímetros. También alerta amarilla en Huesca y Lleida a causa de las bajas temperaturas que podrán descender hasta los -8º.

Cielo nuboso o cubierto en el norte de Galicia, en el Cantábrico y en el norte de Navarra, con precipitaciones ocasionalmente acompañadas de tormenta y granizo, las cuales podrán ser más fuertes o persistentes en el área Cantábrica.

Probabilidad de que estas lluvias se extiendan, aunque de manera menos intensa y más dispersa, al resto del extremo norte peninsular, al este de Castilla y León, al entorno de los sistemas Central y Penibético, y al norte de las islas Canarias de mayor relieve.

Baleares amanecerá nuboso o con intervalos nubosos con chubascos y alguna tormenta. En el resto del país, intervalos nubosos, sin descartar algún chubasco débil y disperso, salvo en Extremadura y oeste de Andalucía, donde estará poco nuboso.

La cota de nieve se situarán entre los 800 y los 1.000 metros en el norte peninsular, entre los 1.000 y los 1.200 metros en la zona centro. En el sur de la Península y en Baleares se establecerá entre los 1.200 y los 1.400 metros.

Los vientos serán del noroeste en la mayor parte de la Península y en Baleares, aunque con algunos intervalos de fuerte en el Cantábrico oriental, en Ampurdán, en la desembocadura del Ebro, en el litoral de Almería y en Melilla. En Canarias, vientos de componente Norte.

Consulta aquí más noticias de Asturias.