Nieve
Una pareja pasea por el pueblo de O Cebreiro en Lugo. EFE/Eliseo Trigo

La brusca llegada del frío y su acentuación es el principal escenario que nos deja la predicción meteorológica para este inicio de semana, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Este lunes se esperan precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el área cantábrica y nevadas por encima de los 800/1.000 metros en el norte peninsular, además de un descenso de las temperaturas en la mayor parte de la Península y Baleares.

Estará nuboso o cubierto en el norte de Galicia, Cantábrico y norte de Navarra, con precipitaciones ocasionalmente acompañadas de tormenta y granizo, y que podrían ser localmente fuertes o persistentes en el área cantábrica.

Es probable que también afecten, con menor intensidad y de forma más dispersa, al resto del extremo norte peninsular, este de Castilla y León, el entorno de los sistemas Central y Penibético, además del norte de las islas Canarias de mayor relieve.

En Baleares estará nuboso o con intervalos nubosos con chubascos y alguna tormenta. En el resto del país, habrá intervalos nubosos, sin descartar algún chubasco débil y disperso, salvo en Extremadura y oeste de Andalucía, donde estará poco nuboso.

La cota de nieve se sitúa entre los 800 y 1.000 metros en el norte peninsular, 1.000 y 1.200 metros en la zona centro y 1.200 y 1.400 metros en el sur y en Baleares.

Las temperaturas en descenso en la mayor parte de la Península y Baleares y con pocos cambios en Canarias. Heladas en zonas montañosas de la península y áreas próximas, así como en la meseta norte. Podrán ser localmente fuertes en Pirineos.

Vientos del noroeste en la mayor parte de la península y Baleares, con algunos intervalos de fuerte en el Cantábrico oriental, Ampurdán, desembocadura del Ebro, litoral de Almería y Melilla. En Canarias, vientos de componente norte.