Junta informa en Bujalance sobre el anteproyecto de Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía

  • El delegado de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía en Córdoba, Francisco Zurera, ha inaugurado este viernes en en Bujalance (Córdoba) una Jornada sobre el anteproyecto de Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado 11 de octubre.
Zurera y Peral (centro) en Bujalance
Zurera y Peral (centro) en Bujalance
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

Este acto, según ha informado la Administración autonómica, ha estado organizado por la Asociación la Avutarda Bujalanceña y ha contado también con la presencia del secretario general de Agricultura de la Junta, Rafael Peral.

Zurera ha indicado que esta futura ley "es un compromiso de investidura, en clara correspondencia con la importancia que tiene la agricultura, la ganadería, la agroalimentación y el medio rural en Andalucía y en Córdoba, y es una respuesta a lo que demanda el sector".

Los responsables de Agricultura han indicado que la importancia de esta ley para la provincia "se muestra si se considera que la actividad agraria en Córdoba ocupa más de un millón de hectáreas, con cerca de 44.000 agricultores, una producción superior a los 1.000 millones de euros y que casi la mitad de las exportaciones son de productos agrarias y alimentarios".

La Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, según ha señalado el delegado, "supondrá un avance en las condiciones de las zonas rurales al favorecer el empleo, la integración social y la igualdad de género. Además, esta nueva normativa fomentará el relevo generacional del campo, la competitividad y la innovación en este ámbito y, consecuentemente, redundará en el desarrollo de las zonas rurales".

Entre otras novedades, el texto incluye disposiciones contra las prácticas comerciales abusivas, un régimen de protección del uso agrario en las zonas donde esta actividad es relevante por su función social o ambiental, el reconocimiento de los profesionales a través del Estatuto de las Personas Agricultoras y Ganaderas, y la introducción de medidas de aprovechamiento de excedentes alimentarios para fines sociales, obligando a industrias y establecimientos a su donación o reutilización.

Por otra parte, el objetivo de la futura norma es "lograr una administración agraria más moderna, ágil y cercana". Para ello, se van a adecuar las estructuras administrativas a las nuevas orientaciones de la Política Agraria Común (PAC), a mejorar los flujos de información en materia de política agraria y a avanzar en los procesos de simplificación administrativa, una de las principales demandas del sector.

Francisco Zurera y Rafael Peral han coincidido en destacar que el Gobierno andaluz "siempre ha apostado por la relación directa con los agentes del sector como vía para conocer sus necesidades y, de este modo, defender sus intereses de forma más efectiva".

Por ello, esta normativa incluye entre sus novedades el establecimiento de un sistema de participación en dos niveles: uno más operativo, a través del Consejo Asesor Agrario de Andalucía, y otro donde se pondrá de manifiesto la pluralidad y transversalidad de la actividad agraria, con el Consejo Agroalimentario Andaluz, que acogerá, además de A las organizaciones profesionales agrarias y cooperativas, a sindicatos y organizaciones diversas, como ecologistas o consumidores. Ahí es donde todos podrán plantear sus demandas y colaborar en dotar a la norma de operatividad.

En definitiva, según han concluido Zurera y Peral, "el Gobierno andaluz ha cumplido su promesa de lanzar su propuesta para mejorar la actividad agrícola y ganadera, para reforzar la figura de las personas agriculturas, de potenciar el sistema agroalimentario y de establecer las bases para un medio rural cordobés sostenible, eficiente, viable y que siga ligado a la agricultura en un futuro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento