Audi A5 Cabrio
La Cabrio es la tercera carrocería de la gama A5 tras el Coupé y el Sportback. KM77.COM

El Audi A5 Cabrio es la variante descapotable de la gama A5. Es la tercera carrocería disponible, tras la versión cupé y la de cinco puertas, llamada Sportback. Estará disponible a partir de abril, con cuatro motores diésel y gasolina de entre 190 y 345 caballos de potencia (este último correspondiente a la versión deportiva S5).

El A5 Cabrio mide cinco centímetros más que el modelo de 2012 (4,67 metros concretamente), longitud idéntica a la del A5 Coupé que está actualmente a la venta. La compañía asegura que en el habitáculo hay más espacio a la altura de los hombros, y también para las piernas de los ocupantes de los asientos posteriores. El incremento de longitud respecto al modelo anterior responde a una mayor distancia entre los ejes y a que los asientos son “más compactos”. Pese al crecimiento de tamaño, Audi asegura que el A5 Cabrio pesa 40 kilos menos que el anterior.

El techo, de lona, se acciona de manera automática con un simple toque en el mando correspondiente: en 15 segundos el coche se descapota, y en 18 se cubre. Estas acciones pueden realizarse también con el coche en marcha, pero siempre por debajo de 50 kilómetros por hora. Supera en este aspecto al Mercedes-Benz Clase E Cabrio, que necesita 20 segundos para completar el proceso y sólo puede realizarlo hasta 40 km/h. Más parejo está el Mercedes-Benz Clase C Cabrio, que necesita el mismo tiempo que el Clase E pero puede hacerlo hasta 50 por hora. El BMW Serie 4 Cabrio necesita 32 segundos para accionar la capota (es un techo plegable de metal) y no puede hacerlo a más de 15 km/h.

Aspecto interior del Audi A5 Cabrio

Con el techo plegado sobre la carrocería, el A5 Cabrio tiene un maletero con un volumen de carga de 380 litros, aunque la compañía no ha informado sobre cuánta capacidad resta con el techo plegado, que ocupa parte del maletero. El Mercedes-Benz Clase C tiene una capacidad de 360 litros con el techo sobre la carrocería y 285 si está plegado; el BMW Serie 4 Cabrio tiene una relación 370-220, y el Mercedes-Benz Clase E Cabrio, 390-300 (ver comparativa).

El respaldo de los asientos traseros puede abatirse en dos partes iguales en tamaño accionando unos mandos dispuestos en el maletero. La tapa del maletero se abre automáticamente desde el mando a distancia y, de forma opcional, puede incluirse un sistema de apertura de manos libres, que funciona pasando el pie bajo el paragolpes posterior llevando la llave encima.

El sistema de reconocimiento vocal incluye unos micrófonos que van incrustados en los cinturones de seguridad para mejorar la calidad de la recepción. También hay salidas de aire en la parte superior de los respaldos de las plazas delanteras en dirección a quienes ocupen los asientos posteriores, algo que ya incluía el anterior A5 Cabrio. El equipamiento relacionado con seguridad y confort es similar al que tienen las variantes A5 Coupé y A5 Sportback (ver impresiones del interior).

La gama de motores está compuesta por dos diésel (2.0 TDI de 190 CV y 3.0 TDI de 218 CV) y otros dos de gasolina (2.0 TFSI de 252 CV y el S5, con motor 3.0 TFSI de 345 CV). Estas cuatro versiones serán las que estén disponibles desde el momento del lanzamiento, pero se prevé que más adelante Audi complete la gama con otro motor diésel (3.0 TDI de 286 CV) y uno más de gasolina (2.0 TFSI de 190 CV).

Audi A5 Cabrio con la capota puesta

Según el motor elegido, el cambio de marchas puede ser manual o automático, de siete marchas u ocho, y la tracción puede ser delantera o total. La tracción total también tiene variantes, pues puede ser permanente (quattro) o conectable (quattro-ultra).

Desde parado, el S5 Cabrio puede acelerar hasta 100 kilómetros por hora en 5,1 segundos, y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h. Pierde aceleración respecto a la versión S5 de carrocería cupé (de 0 a 100 en 4,7 segundos), ya que el peso es más elevado. Este aumento se debe a los refuerzos adicionales que incluye la variante Cabrio para compensar la ausencia de techo, así como al mecanismo de protección en caso de vuelco, consistente en unas estructuras de aluminio que se despliegan en caso de riesgo.

Hemos calculado el precio de una póliza a todo riesgo sin franquicia para un Audi A5 gasolina con motor de 177 CV de 2015 (la versión de 2017 no está disponible todavía) con el comparador de seguros de 20MINUTOS.ES. La tomadora sería una mujer casada de 40 años, con 20 años de experiencia al volante, empresaria de profesión y residente en Madrid. Ha estado más de 10 años como titular de una póliza y nunca ha sufrido un siniestro. Su coche, que dormiría en garaje colectivo, se usaría de forma diaria y la previsión de kilometraje sería de entre 15.000 y 20.000. Para este supuesto, el precio más bajo lo ofrece Pelayo por 792 euros al año, con una calidad de la póliza de 7 sobre 10 y una relación calidad-precio de 6,62.

Más información sobre el Audi A5 Cabrio en km77.com, con galerías de imágenes exteriores e interiores.