Renault ZOE
Imagen del ZOE con el nuevo color que ha incluido la marca para su carrocería: el 'Violeta Blueberry'. KM77.COM

El ZOE, la apuesta de Renault en el mundo de los coches eléctricos, tiene nuevo motor. La compañía francesa actualizó hace unos meses el modelo que lanzó en 2013: ahora se comercializa solo con un motor de 92 CV con a una batería de 22 kWh (asociada al nivel de equipamiento básico) y otra de 41 kWh. La compañía francesa anuncia ahora un motor con una potencia de 80 kilovatios (unos 110 CV: versión R110) que se podrá pedir en Francia a partir de marzo de 2018 y cuya fecha de llegada a España aún no se conoce. Junto con el nuevo motor, Renault ha introducido actualizaciones en el sistema multimedia (ahora es compatible con Andorid Auto) y ha añadido un nuevo color 'Violeta Blueberry' (imagen arriba).

Este vehículo, de cinco puertas y cinco plazas (similar en tamaño a un Renault Clio), está a la venta a partir de 24.520 euros (con la batería de 22 kWh). Ese precio incluye la batería, aunque hay que tener en cuenta que también puede alquilarse (más información). Su anchura y longitud son casi idénticas a la del Clio, aunque es 11 centímetros más alto (comparativa). También son similares en su interior, pero los ocupantes del ZOE van sentados más altos, con algo menos de espacio para la cabeza pero un poco más para las piernas. Su maletero tiene un volumen de carga de 338 litros, 30 más que el Clio.

Los dos únicos vehículos que hay actualmente en el mercado y que pueden equipararse al ZOE, tanto por tamaño como por su condición de eléctricos, son el Kia Soul EV y el BMW i3, aunque la carrocería de estos dos los hace más similares a un monovolumen que a un turismo, aparte de que el BMW tan solo cuenta con plaza para cuatro ocupantes. Además, el i3 es más costoso si se comparan las versiones en las que el cliente tiene la batería del vehículo en propiedad (ficha comparativa).

Aspecto interior del Renault ZOE

El ZOE es agradable de conducir en ciudad gracias a la velocidad de respuesta del motor a la presión sobre el acelerador, sus nulas vibraciones y el poco ruido que se oye en el habitáculo. Su velocidad máxima está limitada a 135 km/h, y la fuerza del motor es notablemente más alta por debajo de 60 km/h que por encima. La suspensión da un nivel de confort satisfactorio, y sujeta correctamente los movimientos de la carrocería.

La transmisión tiene una única velocidad de avance y otra de retroceso (D y R). La autonomía homologada, según Renault, está entre los 170 y los 240 kilómetros para la batería pequeña y entre 300 y 400 para la grande (la marca reconoce que la autonomía real en verano es de 300 km y de 200 km en invierno, un 50% inferior al homologado). De serie trae un cargador llamado ‘Camaleón’, con un cable de seis metros de largo que permite cargar la batería en tomas de corriente monofásicas y trifásicas, con un conector incompatible con los enchufes que hay habitualmente en viviendas. El tiempo de carga va de los 30 minutos a las nueve horas, según el tipo de toma al que se conecte y la batería que sea.

Para utilizar el ‘Camaleón’ en una casa habría que instalar junto al lugar de aparcamiento un dispositivo llamado ‘Wall-Box’ que cuesta alrededor de 1.000 euros. También es posible adquirir un cable para cargar el ZOE en un enchufe normal.

Por encima del equipamiento básico Entry están el Life 40, Intens 40 y Bose 40 (comparativa).

Imagen del Renault ZOE en circulación

El coste del alquiler de la batería varía en función del kilometraje anual y de los años de duración del contrato: el mínimo es 49 euros al mes, pero puede llegar hasta casi 200. Incluso, si al finalizar el contrato se ha excedido el kilometraje establecido, hay una penalización (también una bonificación si no se alcanza).

De serie, el equipamiento del ZOE incluye elementos como el control de estabilidad, el climatizador automático, programador y limitador de velocidad, ayuda al arranque en pendientes, retrovisores exteriores eléctricos, sistema R-Link con pantalla táctil de 7 pulgadas y navegador. El sistema R-Link permite controlar la radio o el teléfono móvil (conectado por Bluetooth), además del navegador. La última actualización facilita la localización de puntos de recarga accesibles públicamente, y en el equipamiento pueden incluirse de forma opcional el acceso y arranque sin llave, encendido automático de luces y parabrisas, elevalunas eléctricos traseros y llantas de 16 pulgadas.

Hemos calculado el precio de una póliza a todo riesgo con franquicia para el Renault ZOE de 2017 (versión 88 CV) con el comparador de seguros de 20MINUTOS.ES. La tomadora sería una mujer de 33 años, arquitecta de profesión, soltera, residente en Valencia y con permiso de conducir desde los 19 años. El coche, que dormiría en garaje individual, tendría un uso ocasional y previsión de recorrer entre 10.000 y 15.000 kilómetros al año. Para este supuesto, y teniendo en cuenta que la tomadora lleva más de 10 años como titular de distintas pólizas y nunca ha tenido un siniestro, el precio más bajo lo ofrece Direct Seguros, con una póliza de 249 euros al año y una franquicia de 200 euros. La calidad del seguro sería de 6.64 sobre 10, y la relación calidad-precio, de 7,47.

Más información sobre el Renault ZOE en km77.com, con galerías de imágenes, impresiones del interior y de conducción y ficha técnica.