Aprende a trabajar en equipo
La diferencia de criterios origina grandes ideas. (Archivo)

Mejor trabajar solo que mal acompañado. Pero a veces no hay más remedio que compartir la misma tarea, y cada reunión o debate puede convertirse en un auténtico infierno. La actitud de todos los componentes del equipo –como si de un partido se tratase– es esencial para lograr el resultado deseado y, sobre todo, para pasar de la mejor forma posible las horas que os esperan por delante.
a tener en cuenta...

Objetivo.- Es fundamental que todos los miembros tengan muy clara la meta del trabajo y que estén especialmente motivados para conseguirla. Si no hay interés, el esfuerzo disminuye y se complicará la consecución de la tarea.

Profesionalidad.- No hay cabida para los asuntos personales. Te ha tocado trabajar con unas personas determinadas, y por muchos conflictos que hayas tenido en el pasado, tienes que verlas como meros compañeros de trabajo.

Heterogeneidad.- Cuantas más aportaciones y criterios diferentes haya, más probabilidad existe de que nazcan buenas ideas. Es un error pensar que todos los miembros deben tener una forma similar de pensar para lograr el éxito; de esta forma es más fácil llegar a un acuerdo, pero el resultado final evidenciará una carencia de estudio, análisis y originalidad. 

Confianza.- Deja la vergüenza a un lado y propón cualquier cosa que se te ocurra. Por muy descabellada que parezca, podría originar otra genial en tus compañeros. Para ello es esencial escuchar y respetar a los demás, no reírse jamás de los errores y halagar al compañero cuando haya influido en una buena idea.

Un sistema democrático

El grupo de trabajo tiene que funcionar de forma democrática. Establecer un líder que reparta las funciones y ratifique cada decisión facilita el proceso, pero debe existir horizontalidad entre los miembros del equipo. Hagan lo que hagan, todos tienen la misma importancia y sus votos cuentan por igual. Si hay discrepancia en la toma de decisiones, el sistema mayoritario es el más conveniente para llegar al  consenso.