La Policía comunicó ayer al juez Juan del Olmo el hallazgo en Ceuta del vehículo de la marca BMW que utilizaba el suicida y jefe de la célula que perpetró el 11-M Jamal Ahmidan, El Chino, en el que supuestamente se transportó desde Asturias parte de la dinamita utilizada en la masacre. El coche, hallado tres años después de los atentados, fue localizado por uno de los abogados de los acusados del 11-M.