El Consejo Audiovisual de Andalucía avala la emisión de corridas de toros en horario infantil, «en la medida que la legislación ampara la presencia de menores como espectadores y su posibilidad de participar en la lidia con 16 años». Eso sí, sugiere que se señalice que las imágenes pueden herir la sensibilidad.