La Guardia Civil informó ayer del hallazgo de un cadáver decapitado en un camino poco transitado de una zona boscosa entre Sant Andreu de la Barca y Corbera de Llobregat. Se investigan las causas de la muerte y no se descarta tampoco que el cuerpo sufriera el ataque de algún animal. Estaba en avanzado estado de descomposición. Se le han tomado las huellas para identificarlo.