BBC News informa que la Policía ha encontrado, en un chequeo rutinario, a cinco hombres, tres niños y una mujer en Campbell Bay, en el Océano Pacífico.

Estas nueve personas han sobrevivido al terrible tsunami que arrasó el sureste asiático y
han estado 38 días alimentándose a base de cocos. Son los únicos supervivientes de un grupo de 150 aborígenes de las islas Nicobar que sucumbieron bajo el maremoto.

Han sido encontrados a 39 kilómetros de la base naval de las islas y su hallazgo es descrito como "un milagro". Los supervivientes fueron arrojados al mar por el tsunami, donde permanecieron durante dos días, después de los cuales llegaron a las playas de la isla.

Campbell Bay fue una de las islas más golpeadas por la tragedia en la zona, llegándose a contabilizar 2000 muertos y más de 500 desaparecidos.