Campaña tras campaña, el reparto de vacunas de la gripe empieza igual: con atascos en los centros de salud. Y es que por mucho que el Sergas insista en que hay dosis para todos y casi dos meses de plazo para recibirlas, muchos coruñeses prefieren no esperar y acuden a su médico el primer día. Fue lo que sucedió ayer: se abrió la campaña de vacunación y miles de personas fueron a los ambulatorios.

Y no todas se marcharon con su pinchazo. De hecho, ante la elevada demanda, muchos pacientes volvieron para sus casas sólo con una cita para otro día en la enfermería. Los profesionales responsables de las vacunas estuvieron hasta los topes durante todo el día, lo que motivó no sólo citas para otros días, sino también largas esperas para los coruñeses que sí lograron vacunarse.

Los centros de salud creen que, como otros años, la situación se mantendrá así durante los próximo días y que, después, se recuperará el ritmo de actividad normal. Pero con prisa o sin ella, el resultado que se busca es igual, vacunar al mayor número posible de coruñeses.

La población a la que va dirigida esta campaña es, principalmente, los mayores de 65 años. En la ciudad hay cerca de 50.000, aunque el Sergas no espera que todos decidan ponerse la vacuna. De hecho, el objetivo que se ha marcado este año es llegar al 65% (y al 85% entre los que están en residencias). En toda Galicia se distribuirán 650.000 vacunas hasta el próximo 30 de noviembre.

8.300 casos en Santiago

La campaña de la gripe en Santiago vivió uno de sus mayores éxitos el pasado año. Tras repartir más de 70.000 dosis, se declararon 8.300 casos de gripe, la cifra más baja desde 1999. Este año se intentará repetir la situación. Como en el resto de Galicia, ayer arrancó la campaña en Compostela y también en sus 13 centros de salud (ciudad y comarca) se registraron colas. Los jubilados fueron los primeros en acudir a su médico y fueron muchos, por lo que se vivieron colapsos en algunos ambulatorios. En total, este año se administrarán más de 75.000 vacunas en el área compostelana.