Miles de jóvenes llenarán este jueves por la noche las calles compostelanas en la primera gran movida del curso por el festivo del viernes.

Decenas de agentes de las Policías Nacional y Local y de la Guardia Civil recorrerán la ciudad para evitar el exceso de ruido y los actos vandálicos. Y es que en la madrugada del jueves pasado fueron desalojados cuatro pisos y once personas fueron multadas por orinar en la vía pública. Mientras se mantenga el buen tiempo, el Ayuntamiento permitirá el botellón en el campus sur, aunque vigilado.

Esta decisión no satisface a los vecinos, que lamentan el estado en el que los universitarios dejan la zona.

CONSULTA AQUÍ TODAS LAS NOTICIAS DE SANTIAGO