Valle del Jerte
Un barranco del Valle del Jerte. REMITIDA

El Valle del Jerte es noticia cada primavera. La floración de sus cerezos lo ha convertido en lugar de peregrinación en cuanto el frío se va y asoma el buen tiempo. Pero este rincón de Cáceres es un valle hermoso en cualquier momento del año; también en otoño. Allí lo llaman la Otoñada. Para la de este año, el Valle del Jerte propone doce rutas senderistas. Son doce maneras de ”subir hasta lo más alto, descubrir rincones cargados de historia y leyenda, conocer impresionantes cascadas, gargantas y tesoros naturales escondidos".

La Garganta de los Infiernos es una Reserva Natural en un extremo de la sierra de GredosUna programación de rutas senderistas, organizada por Soprodevaje, y que comenzó ya el pasado fin de semana en Barrado con la Ruta del Robledal de la Solana, y continuará el próximo sábado, 5 de noviembre, en Jerte, con la Ruta 'Los Calbotes', que atravesará la Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos.

Ya el sábado 12 de noviembre, partirá desde Piornal la Ruta Los Llanos Cascada 'El Calderón', mientras que el sábado siguiente, día 19, tendrán lugar dos rutas, una de ellas la Ruta Las cuatro cascadas, desde Valdastillas, y la de 'Pasos de Colores', desde El Torno. El día 20 de noviembre se celebrará la Ruta Cabezuela del Valle-Mirador de las Buitreras, y el día 26 tendrá lugar la Ruta de la Otoñada Valle del Jerte, desde Navaconcejo.

Ya el 3 de diciembre, desde El Torno partirá la Ruta Solidaria PR-CC 7 Canchal del Maqui, que será a favor de la Asociación en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual de Plasencia y Comarcas del Norte de Cáceres (Placeat), y al día siguiente, 4 de diciembre, partirá la III Ruta Castro Celta desde Casas del Castañar. El 6 de diciembre desde Tornavacas saldrá la Ruta Subida Peña Negra, y el día 8 de diciembre saldrá desde Navaconcejo la Ruta Las Nogaleas, para concluir el día 10 con la Ruta Sierra Majaillas-Cancho Mojuelo, que partirá desde Cabrero.

La Garganta de los Infiernos

El Valle del Jerte esconde muchos más tesoros que sus cerezos. La Garganta de los Infiernos es uno de ellos. Se trata de una Reserva Natural situada en un extremo de la sierra de Gredos. Destaca por su espectacularidad en un hermoso paisaje de agradable clima, con inviernos no muy fríos y veranos no muy calurosos

Su clima permite que en el Valle de Jerte existan diversas especies de fauna y flora, como el bosque caducifolio, bosque de ribera, piornales serranos o pastizales alpinos, y diversas especies muy distintas entre sí, debido la diversidad de sus microclimas.