El Ayuntamiento de Alicante comenzó ayer a reponer medio centenar de palmeras enfermas con riesgo de caída y que podían provocar algún accidente entre los peatones en las calles Calderón de la Barca y San Vicente.

Estas 50 nuevas palmeras (más pequeñas que las trasplantadas) se sumarán a las 31 que ya se han repuesto el mes pasado en todo el centro de la ciudad. Los trabajos de trasplante vienen motivados por la caída inesperada de tres palmeras el pasado julio, que no ocasionaron daños personales. «Los trabajos durarán dos semanas», comentó ayer Andrés Llorens, concejal de Servicios y Mantenimiento.

En aquellas palmeras con grave riesgo de caídas (66), el Ayuntamiento procederá a su tala y sustitución. Se aligerará el peso de las copas para reducir el esfuerzo que tiene que soportar el tronco. La zona con más árboles afectados es la calle Óscar Esplá (31), seguido del paseo de Soto (26) y avenida Doctor Gadea (24).

Según el edil, «en todo Alicante hay 15.000 palmeras; en 12 años se ha doblado esta cantidad». Y según sus cuentas, «en los 12 años del Gobierno municipal del PP sólo se han caído 18 palmeras, mientras que en los 12 años anteriores del gobierno del PSOE se llegaron a caer hasta 80, casi ocho al año».

Dinos

... dónde faltan árboles

Cuéntanoslo en...

e-mail l zona20alicante@20minutos.es correo l c/Jerusalén, 3, 03001 Alicante o en www.20minutos.es

Sin ataques del picudo rojo

Andrés Llorens descartó que alguna palmera de Alicante «esté afectada de los ataques del picudo rojo»; «un insecto ataca a la palmera de manera que es imposible salvar cada ejemplar infectado, hay que destruirlo inmediatamente», aseguran desde la Asociación de Viveristas de Elche, localidad muy castigada en los últimos años. Hasta un total de 500.000 palmeras se han visto amenazadas aquí.