Lynne Spears y su hija Jamie Lynn, madre y hermana de Britney, se han trasladado a Los Ángeles para vivir con ella. Britney, que ha perdido la custodia de sus hijos, pidió ayuda a su progenitora.