Leblanc evoluciona satisfactoriamente del infarto de miocardio que sufrió. Ya deambula por la habitación del Hospital de Alcorcón, donde sigue ingresado.