Los padres de Madeleine
Kate y Gerry McCann, en una imagen reciente en Londres (Foto: Efe). Stephen Hird / Reuters

Un alto cargo de la Policía Judicial lusa con experiencia en investigaciones de relieve y cercano a la dirección del cuerpo, Paulo Rebelo, fue nombrado este lunes responsable del departamento encargado del caso Madeleine.

Su antecesor, Gonçalo Amaral, fue destituido el pasado día 2 de octubre tras acusar a la policía británica, en declaraciones a la prensa, de favorecer a los padres de la niña, Kate y Gerry McCann, considerados en Portugal sospechosos de la muerte accidental de Madeleine y de la ocultación de su cadáver.

Según fuentes oficiales, Paulo Rebelo, que era hasta ahora director nacional adjunto en su institución, estuvo asignado a la lucha antidrogas y participó en casos de relieve informativo en Portugal, como el de la Casa Pía, relacionado con pedofilia y con repercusiones políticas.

Cruzó los "límites" policiales

Rebelo sustituye a Amaral como coordinador de la Policía Judicial en la región del Algarve, en la costa sur del país, donde desapareció Madeleine el pasado 3 de mayo.

El director de la institución, Alipio Ribeiro, explicó la semana pasada que decidió apartar a Gonçalo Amaral de la investigación del caso por cruzar los "límites" policiales con sus declaraciones a la prensa.