Cómo hacer una factura si eres autónomo o profesional
Una carpeta con facturas. PIXABAY

La Comunidad de Madrid tarda cada vez más tiempo en saldar las deudas con sus proveedores. En septiembre (últimos datos disponibles), el Gobierno regional ha rozado los 70 días, más del doble de lo que marca la ley y casi 30 días más que hace un año. En concreto, el periodo medio de pago a proveedores del Ejecutivo que encabeza Cristina Cifuentes fue el pasado mes de 69,81 días frente a los 40,24 de septiembre de 2015, según datos oficiales de la Comunidad.

Los organismos, fundaciones y empresas públicas dependientes del Gobierno regional que más se retrasan el abono de sus deudas son los consorcios urbanísticos Puerta del Atlántico (472,65 días), Espartales Norte (381,42) y La Fortuna (122,25), el  Servicio Madrileño de Salud —SERMAS— (88,74) y los hospitales de Fuenlabrada (88,70) y Alcorcón (84,52). Por su parte, el consorcio urbanístico Valdebernardo (-30), el centro de poesía José Hierro (27,17) y el Hospital Gregorio Marañón (-27,10) que pagan incluso antes de que venza el plazo de validación de la factura, son los organismos que mejor cumplen.

Los autonónomos tardamos mucho más en cobrar, alrededor de cuatro o cinco meses después de hacer el trabajo "Nos preocupa mucho que haya aumentado tanto el periodo medio de pago de la Comunidad de Madrid. Estos números reflejan que los autónomos seguimos financiando a la administración pública cuando debería ser la administración la que nos ayude a nosotros", opina César García, secretario general de la Asociación Madrileña de Trabajadores Autónomos (AMTAS), quien aclara que el dinero les llega incluso más tarde: "La mayoría de los contratos se los llevan las grandes empresas, que luego subcontratan los trabajos. Por eso, los autonónomos tardamos mucho más en cobrar, alrededor de cuatro o cinco meses después de hacer el trabajo".

Desde la Consejería de Economía y Hacienda han explicado a 20minutos que este retraso que ha provocado una cierta "tensión de tesorería" se trata de un hecho "conyuntural", achacable a que el Gobierno central no les había autorizado a endeudarse al haber sufrido un exceso de déficit en 2015. "Eso nos ha impedido emitir deuda para poder pagar. Hasta agosto no hemos obtenido el permiso", han señalado desde Economía.

La Comunidad de Madrid cerró el año pasado con un déficit del 1,36% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que supuso finalizar el año seis décimas por encima del tope marcado para las comunidades, establecido en el 0,7%. Según datos del Banco de España, la deuda de la región se situó en 29.439 millones de euros en el segundo trimestre del año, un 11,7% más en relación al mismo periodo de 2015, cuando se situaba en 26.345 millones.

Las cifras oficiales reflejan que la evolución del periodo medio de pago a proveedores ha ido al alza en términos generales desde enero, cuando estaba 32 días. En febrero subió a los 35, en marzo se situó en los 39,23 y en abril en los 47,39; en mayo (55,30), junio (50,23), julio (54,53) y agosto (64,39) continuó su escalada —con una bajada puntual en junio— hasta llegar a los 69,81 días el pasado septiembre.

El Ayuntamiento paga a 7 días

Por su parte, el periodo medio de pago a proveedores del Ayuntamiento de Madrid y sus organismos se situó en el mes de septiembre (últimos datos) en 7,23 días frente a los 5,09 del mismo mes de 2015. Precisamente, el Consistorio de Manuela Carmena es la entidad que más retraso acumula (8,69). Las entidades vinculadas con el Gobierno municipal que mejor cumplen sus obligaciones con los proveedores son la Agencia de Actividades (-14,03), Madrid Calle 30 (-13,22) y la Agencia para el Empleo (-9,51).

La Ley de Morosidad entró en vigor en julio de 2010 con un periodo de adaptación que finalizó en 2013. En este periodo transitorio se fijó un límite de pago para las administraciones públicas de 30 días desde el 1 de enero de 2013. En julio de 2014, el Gobierno modificó mediante el Real Decreto 635/2014 el cálculo del periodo medio de pago a proveedores de las Administraciones Públicas (punto 2 del artículo 5) para intentar ganar tiempo. Con este nuevo método para contabilizar los días de pago, las administraciones disponen de 30 días para confirmar la factura desde su entrada en el registro y otros 30 días para abonarla. Anteriormente, la contabilidad de días empezaba desde el momento en que la administración registraba la factura. 

Consulta aquí más noticias de Madrid.