El Ayuntamiento de Madrid prohibirá el lunes el aparcamiento en las zonas de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) que se encuentran dentro de la circunvalación M-30 a los no residentes, por el episodio de contaminación por concentración de dióxido de nitrógeno, según ha indicado el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento activó el sábado una rebaja en el límite de velocidad, en la que era la primera jornada de restricciones con el nuevo protocolo contra la contaminación aprobado en enero.

Según los datos facilitados por el Ayuntamiento, se han sobrepasado los 180 microgramos por metro cúbico.

Ante las predicciones meteorológicas desfavorables, el consistorio ha anunciado que aplicará las medidas previstas en el Escenario 2 del Protocolo, con las correspondientes restricciones de circulación y aparcamiento en la almendra central para no residentes, donde los parquímetros no expenderán tiques.

Están excluidos de esta medida los residentes, los vehículos de emergencias, los destinados a personas con movilidad reducida, los taxis y los coches que dispongan del distintivo 'cero emisiones'.

Además de esta medida, la velocidad de circulación en el interior de la M-30 y en las vías de acceso a Madrid, en ambos sentidos, continuará limitada a 70 kilómetros por hora.

El Ayuntamiento pondrá en marcha medidas de refuerzo del transporte público y recomienda su utilización mientras duren las medidas de restricción del tráfico.

Según la información facilitada por el Ayuntamiento, los ciudadanos estarán informados de estas restricciones a través de la web municipal, los paneles informativos de tráfico y las redes sociales.

Consulta aquí más noticias de Madrid.