Sigurdur Johannsson
Sigurdur Johannsson y su esposa, este año con el matrimonio Obama. GTRES

El primer ministro islandés, Sigurdur Johannsson, anunció este domingo su dimisión tras no haber logrado mayoría en las elecciones legislativas celebradas este sábado.

"De acuerdo con la Constitución he presentado mi dimisión ante el presidente, Gudni Johannesson, que me pidió que siguiera en el cargo hasta la formación de un nuevo gobierno", dijo Johannsson.

Islandia entró este domingo en una difícil fase de negociaciones políticas ya que ni una alianza de centro izquierda, encabezada por el Partido Pirata, ni la coalición gobernante de centro derecha tienen mayoría absoluta.

No obstante, la coalición de derecha entre el conservador Partido de la Independencia y el Partido Progresista podría mantener el poder en Islandia con el apoyo de una nueva fuerza de centro, Reforma.

Reforma es una escisión pro UE del Partido de la Independencia y aunque ha mantenido una actitud ambigua en campaña, sin querer vincularse a ningún bloque, está más cercana ideológicamente a los conservadores del ministro de Finanzas, Bjarni Benediktsson, que recibirá previsiblemente el encargo de formar gobierno.

Su apoyo compensaría el hundimiento de los "progresistas", que pierden 13 puntos y 11 escaños, castigados por la vinculación del ex primer ministro Sigmundur David Gunnlaugsson con los papeles de Panamá, que provocó su dimisión en abril y el adelanto electoral.