La comunidad de bolsillo

La Pequeña Costa Mágica permite recorrer en Polop el patrimonio más granado de Alicante, Valencia y Castellón gracias a Antonio Marco.
.
.
Foto
Escapada en arte

Recorrer la Comunidad Valenciana como si el visitante fueran Gulliver en Liliput. Ésta es la idea que pareció animar al artista Antonio Marco cuando dotó a su Museo Pequeña Costa Mágica, en Polop de la Marina, de una siempre en crecimiento Sala de Maquetas de la Comunidad Valenciana, donde se reproducen con exactitud, y a reducida escala, los principales monumentos de las provincias de Alicante, Valencia y Castellón.

A sus 66 años, un equipo de gente ayudó al creador a materializar un sueño que se une a todos los que ha tenido desde que a los ocho años alimentó la primera idea que ha germinado en este museo –visitable a seis euros los adultos–, y en el de Guadalest, dedicado a belenes y casas de muñecas –cuya entrada es de tres euros–. El mayor precio de Pequeña Costa Mágica no se justifica sólo por la miniaturización de la Comunidad.

En sus 700 m2 de exposición, y bajo 20.000 vatios de luz, Coches de época, Pequeñas pinturas, Carros y aperos de labranza, Trenes, Juguetes históricos, Dioramas y Casitas de muñecas son las otras siete salas donde se rinde culto a la versión microscópica del universo, llena, según Marco, de magia.

* Pequeña Costa Mágica, c/ La Pilarica (Polop de la Marina), horario: de 10.00 a 14.00 h y de 16.00 a 19.30 h. Precio: 6 euros.

Fruto del continuo trabajo

Antonio Marco, quien se define como «el principal fan de Antonio Marco», confiesa que disfruta en especial cuando se encuentra en su taller, recreando un mundo en miniatura, aunque, eso sí, sin ninguna ayuda institucional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento