Cartel Izquierda Unida
El cartel de IU

Llamazares tiene intención de participar en un acto público en un centro cívico de Valladolid, en el que estará acompañado por el coordinador general de la formación en Castilla y León, José Luis Conde, y por la coordinadora provincial, Maite Martín.

 "Otra Europa es posible. NO a esta Constitución Europea", reza el lema de esta campaña.

A las 24.00 horas de mañana, Conde iniciará la campaña en Castilla y León con una pegada de propaganda en la capital leonesa, según informaron hoy fuentes de esta formación en comunicados de prensa.

Razones para el NO de Izquierda Unida

1. Este Tratado es un acuerdo diplomático entre los estados miembros y no una auténtica Constitución.
Una Constitución es un pacto cívico y social por el que los ciudadanos confieren su soberanía a una administración política para que les gobierne democráticamente aplicando las leyes que se otorgan en un parlamento elegido por todos.  Este Tratado ha sido elaborado por un grupo de especialistas.

2. La Europa-potencia del Tratado no garantiza ni la paz ni la seguridad.
El Tratado Constitucional subordina la política de defensa de la Unión Europea a la OTAN y  establece una “cláusula de solidaridad” por la que un ataque contra Gran Bretaña por su intervención en Irak sería considerado un ataque contra toda la Unión que obligaría a una respuesta conjunta. Izquierda Unida quiere una Constitución que renuncie a la guerra.

3. El Tratado impone unas políticas neoliberales que atentan contra los derechos sociales de los trabajadores
El “modelo social europeo” de educación, sanidad, pensiones y seguro de desempleo, ha quedado subordinado, por las presiones de la patronal europea UNICE, a la “alta competitividad de la economía”

4. El Tratado Constitucional niega los derechos nacionales de los pueblos sin estado europeos
Al ser los estados-miembros los únicos sujetos del Tratado Constitucional, los derechos de los pueblos sin estado europeos simplemente desaparecen. Izquierda Unida apoya que el catalán, el euskera y el gallego sean lenguas oficiales de la Unión Europea y que las Comunidades Autónomas puedan defender sus posiciones, en las materias de su competencia, ante la Unión Europea.

5. Otra Europa es posible si se vota NO
La victoria del NO en uno de los principales estados miembros de la UE permitiría reabrir el debate sobre el futuro de Europa