fotos, mesa, trabajo
La mesa de un trabajador. 20MINUTOS

Un tercio del día, aproximadamente, lo pasamos trabajando; muchos en la calle, en el comercio o en industrias, pero son inmensidad los que se pasan ocho horas, o más, frente al ordenador.

De hecho, a muchos trabajadores los equipos informáticos les provocan estrés . Una buena forma de combatirlo puede ser decorar tu mesa de trabajo o tu ordenador.

Mesas con plantas,
animalitos que trepan
por el borde de la pantalla... todo vale para hacer del
trabajo un lugar más agradable

Mesas con plantas o fondos de pantalla con fotos familiares están a la orden del día en las oficinas. Incluso animalitos que trepan por el borde de la pantalla y que nos sirven de pseudomascotas durante la jornada laboral, o pegatinas que rodean el monitor y que nos hacen sentir como en casa.
Pero otros no tienen espacio suficiente para poder tunear su mesa o el equipo informático o el armario a su gusto. Los hay que, acabada la jornada, dejan su sitio como los chorros del oro: los folios perfectamente cuadrados unos sobre otros, a ser posible dentro de la carpeta, y ésta, dentro de la bandeja.

Por supuesto, bolígrafos, rotuladores, marcadores de todos los colores, y lápices se alinean en formación de revista dentro de un cubo que sirve para eso. El teclado está en una paralela perfecta con la pantalla. No dejan ni rastro, nadie diría que esa es su mesa.

Y los hay que dejan la mesa tan sucia que la señora de la limpieza se está planteando poner una queja. Las pelusas les acompañan desde hace meses debajo de esos tres montones de folios donde las tareas pendientes se mezclan con la factura del gas que trajeron de casa hace varios meses.

Por supuesto, roban sin reparo el bolígrafo al vecino, y en el cubo que sirve para dejarlos se mezclan chicles, los clips, y el celofán de la cajetilla de tabaco. No saben qué es una papelera. Dejan huella, todo el mundo sabe que esa es su mesa.¿Y tú? ¿Cómo tienes decorado tu hábitat laboral? Muéstranoslo...