El representante del colectivo en Castilla y León, Javier Labarga, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que el sector confía en mantener las ventas de los últimos años pese a que el "buen tiempo" que está haciendo estos días "no acompaña" a la venta de estos productos.

"Se trata de unos dulces que no han notado la crisis y cuya venta se ha mantenido estable durante los últimos años", ha reconocido Labarga, para incidir que no se esperan "grandes cambios" en esta campaña.

Lo que sí se está comprobando, "año tras año", es que los buñuelos están ganando más cuota de mercado con respecto a los huesos de santo. "El hueso de santo tradicional está derivando hacia otros con menos cantidad de azúcar y que combinan diferentes sabores, pero aún así se venden mucho menos que el buñuelo que con sus diferentes sabores (crema, nata y praliné) sigue siendo el dulce más demandado estos días", ha reconocido uno de los responsables del colectivo.

Tampoco le hacen sombra los productos vinculados a Halloween como tartas, galletas, 'cupcakes' o pastelillos 'terroríficos', cuya presencia en las pastelerías de la Comunidad sigue siendo residual. "Sí que hay algún confitero que hace algo, pero son muy pocos todavía", ha puntualizado para destacar que el consumidor no ha variado sus gustos, que siguen siendo los "tradicionales" en estas fechas.

El turismo también es otro factor a tener en cuenta estos días. En este sentido, Labarga ha matizado que provincias como Ávila, Salamanca y Segovia, "por estar más cerca de Madrid", ganan visitas lo que incide, directamente, en el comercio. "Sí que puede haber un repunte en esas provincias, mientras que el resto se conformará con mantener las ventas de los años anteriores", ha continuado.

Se da la paradoja de que las altas temperaturas, aunque no "invitan" al consumo de dulces, sí está provocando que haya más gente en la "calle". "Vemos mucho más movimiento, pero con este calor el cliente se muestra más reacio a entrar a las confiterías", ha aclarado.

SEMINCI

Caso aparte merece Valladolid, donde conviven estos días los dulces típicos del puente de Todos los Santos con el especial que desde la Asociación Provincial de Confiteros se ha elaborado con motivo de la Semana Internacional de Cine (Seminci).

"En Valladolid se van a vender cerca de 15.000 raciones del pastel que se ha creado con motivo del certamen de cine", ha confirmado el presidente de los confiteros vallisoletanos, Javier del Caño, que ha calificado de "extraordinario" el comportamiento del pastel que simula un vaso de Coca-Cola con palomitas, dos productos muy ligados al cine.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.