Sobre las 5.10 horas, en la calle Guevara y con motivo de un control preventivo, los agentes dieron el alto al turismo, aunque la mujer que lo conducía hizo caso omiso a las señales. Además, los efectivos tuvieron que retirarse del lugar, para evitar ser atropellados.

Tras una persecución por varias calles de la zona, lograron interceptar en la Plaza de La Leña a la implicada, a la que practicaron la prueba de la alcoholemia, que resultó positiva, superando en más del doble la tasa permitida.

Fue detenida y se instruyeron las preceptivas diligencias judiciales.

El vehículo fue retirado por una grúa al depósito de Ojaiz.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.