Según ha informado la Benemérita este domingo en una nota, fue el propietario de la citada nave quien, cuando se disponía a realizar la apertura de la misma, observó la puerta de acceso forzada, comprobando que habían sustraído del interior 38 kilos de cobre y varias herramientas que guardaba en el lugar; en concreto, tres máquinas de corte radial, una máquina de soldar y una máquina de corte.

Como el propietario del cobre personaliza con una marca el material que compra y almacena, hizo un recorrido por diversas chatarrerías del Campo de Gibraltar, localizando en una de ellas, situada en el término municipal gaditano de Los Barrios, el material sustraído con sus marcas.

Una vez que el propietario presentó la correspondiente denuncia se inició la investigación de la Guardia Civil, y, mediante los controles que estos establecimientos realizan a las personas que compran-venden, se identificó a quien realizó la venta del material, domiciliado en La Línea de la Concepción (Cádiz).

Los guardias civiles establecieron los correspondientes dispositivos de localización del presunto autor, deteniéndolo cuando estaba en la vía pública, para ser puesto posteriormente a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.