Payasos diabólicos
Un disfraz de payaso diabólico expuesto en una tienda. Juan Carlos Cárdenas / EFE

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maizère, llamó a las autoridades a actuar con urgencia y decisión ante los crecientes casos de incidentes con "payasos diabólicos" y a mostrar "tolerancia cero" ante los enmascarados.

En declaraciones difundidas por el diario Freie Presse, el ministro subrayó que las autoridades deben "combatir cuanto antes este desarrollo y enfrentar a los autores con dureza y tolerancia cero" y agregó que "de lo contrario, posibles imitadores podrían sentirse incluso alentados".

"Amenazar con violencia a las personas puede ser delito", dijo el ministro, quien agregó que "eso ya no tiene nada que ver con costumbres inofensivas de Halloween". En vista del creciente número de incidentes en todo el país con "payasos diabólicos", De Maizière llamó a los afectados a presentar una denuncia "para que la policía pueda investigar y la justicia, en caso necesario, dictar sentencia con mayor celeridad".

El ministro subrayó que el arte de un clown consiste en hacer reír a la gente y que esta expectativa es utilizada de forma malintencionada por los denominados "payasos diabólicos" para propagar el miedo.
Si los enmascarados portan consigo además "motosierras o cuchillos, entonces se acabó la broma", señaló De Maizière, quien agregó que más detestable aún es cuando las personas asustadas son filmadas y los vídeos posteriormente difundidos por internet.

El caso de los payasos diabólicos se está extendiendo por el mundo y, concretamente, en España la policía ha pedido evitar este disfraz para el inminente Halloween.