Pedro Sánchez
El exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo antes de abandonar su escaño en el Congreso de los Diputados. Chema Moya / EFE

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez ha anunciado a través de su cuenta de Twitter que votará no en la primera votación de la sesión de investidura de Mariano Rajoy, este jueves. Con ello cumple los planes de la gestora encabezada por Javier Fernández, que quiere que los diputados socialistas voten no en primera votación. Pero al llegar al Congreso no ha aclarado su se abstendrá, como también quiere el partido.

Sánchez ha entrado muy sonriente al hemiciclo para asistir a la primera sesión del debate de investidura y ha saludado a los periodistas preguntándoles que tal estaban, después de varias semanas sin acudir al Congreso desde que dimitió de su cargo.

"Vengo a oír al candidato Mariano Rajoy". Votaré con mis compañeros mañana no a su investidura, el sábado será otro día", ha subrayado.

El exlíder socialista ha llegado al Congreso en su propio coche pasadas las cuatro de la tarde.

De esta manera, Sánchez reaparece en público desde su dimisión como secretario general del PSOE en la reunión del Comité Federal del pasado día 1 y ocupará un asiento en la cuarta fila del hemiciclo en la zona del grupo socialista.

Lo que no ha hecho ha sido asistir a la reunión de su grupo parlamentario, que se ha celebrado una hora antes de la primera sesión del pleno de investidura, en la que el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, ha comunicado a los diputados que deberán obedecer la decisión del máximo órgano del partido del domingo y abstenerse en bloque.

Antes de esta reunión, Hernando ha enviado una carta a cada uno de los parlamentarios, incluido Sánchez, recordándoles la posición política que permitirá la investidura de Rajoy, después de estar gobernando en funciones casi un año.

Momentos antes de su llegada al hemiciclo, Sánchez había lanzado este tuit:

Después de que el Comité Federal del pasado domingo aprobara la abstención en una segunda votación, Sánchez publicó un tuit en el que aseguraba que "pronto llegará el momento en que la militancia recupere y reconstruya su PSOE", que será un partido "autónomo, alejado del PP, donde la base decida".