El PSC confirma que romperá la disciplina y votará 'no' a Rajoy en las dos sesiones de investidura

La dirigente del PSC, Meritxell Batet.
La dirigente del PSC, Meritxell Batet.
Andreu Dalmau / EFE

El PSC ha confirmado este martes que romperá la disciplina de voto establecida por el Comité Federal del PSOEy votará en contra de la investidura de Mariano Rajoy en las dos sesiones del debate.

El Consell Nacional del PSC ha ratificado la decisión de la ejecutiva del partido con 241 votos a favor y 1 abstención, y ha pedido mantener la relación con el PSOE pese a que su decisión supone romper la disciplina de voto, han explicado a Europa Press fuentes socialistas.

El Comité Ejecutivo del partido se ha reunido a las 17.30 y ha redactado una resolución para instar a los siete diputados del PSC en el Congreso a votar contra Rajoy en el pleno de investidura que empieza este miércoles.

Posteriormente, la dirección ha sometido esta resolución a votación de los miembros del Consell Nacional del PSC, máximo órgano de decisiones entre congresos, cuyos miembros se han posicionado a favor y han ratificado la ruptura de voto con el PSOE en el Congreso.

El PSC ha ratificado el no a Mariano Rajoy en el debate de investidura, con lo que desobedecerá al Comité Federal del PSOE, que este miércoles reúne a su grupo parlamentario para comunicar a los diputados que deben abstenerse en bloque en la segunda votación.

Once 'rebeldes'

De los 84 diputados socialistas, hay once que ya han anunciado que no cumplirán la orden de la dirección y rechazarán a Rajoy en las dos votaciones, siete de ellos del PSC, además de Odón Elorza, Margarita Robles, la diputada por Zaragoza Susana Sumelzo y la excomandante Zaida Cantera,apuesta personal de Pedro Sánchez.

Otros cinco parlamentarios están dispuestos a votar en contra de Rajoy, pero prefieren apurar los plazos. En este grupo están los dos representantes por Baleares, Sofía Hernanz y Pere Joan Pons, y tres diputadas de Castilla y León, Mar Rominguera (Zamora), Esther Peña (Burgos) y Luz Martínez Seijo (Palencia).

El Consell Nacional del PSC, máximo órgano entre congresos, en una reunión de dos horas en la que han pedido palabra hasta 18 consejeros, ha respaldado la posición de la dirección liderada por Miquel Iceta.

El primer secretario ha intervenido en la reunión para defender el no a Rajoy, aun siendo consciente de que generará un "problema" con el PSOE.

La resolución votada por unanimidad expresa el rechazo a Mariano Rajoy por sus políticas económicas y sociales y por ser "en gran medida" responsable de la falta de diálogo de los gobiernos catalán y español.

El texto pide específicamente a los diputados del PSC en el Congreso que "voten negativamente la investidura de Mariano Rajoy en primera y segunda votación", alegando que la Constitución no contempla un "mandato imperativo" a los parlamentarios.

Una resolución que se enviará al presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, según ha explicado en rueda de prensa la secretaria de Organización del PSC, Assumpta Escarp.

Después del Consell Nacional, Iceta se ha reunido con los siete diputados catalanes en el Congreso antes del encuentro previsto para mañana de todo el grupo parlamentario del PSOE.

"Una abstención en la investidura de Rajoy nos inhabilitaría para tender puentes y proponer soluciones en el momento que más falta hacen", ha advertido Iceta.

El PSOE lo "lamenta"

Tras la decisión del PSC, la Comisión Gestora del PSOE ha comunicado este martes que "lamenta profundamente" la "ruptura unilateral" del PSC.

Según la Gestora del PSOE, presidida por Javier Fernández, la decisión del PSC "va contra el mandato y la resolución" del "máximo órgano del Partido Socialista entre congresos", y supone una ruptura "en la leal y exitosa unidad de acción que PSC y PSOE vienen manteniendo desde 1978, sobre la base de la defensa de los valores del socialismo democrático y de un trabajo compartido en defensa del progreso de España y de Cataluña", ha explicado mediante un comunicado.

La Comisión Gestora ha recordado además que el Grupo Socialista del Congreso, "en el que se integran los diputados y diputadas del PSC en tanto que no existe un grupo propio de los socialistas catalanes", tiene que "obedecer el mandato del Comité Federal, que estableció un voto negativo en la primera votación y una abstención en la segunda".

"No existe, por tanto, justificación alguna para contravenir el acuerdo adoptado por el Comité Federal", se añade en el comunicado de la Gestora, que pide a los diputados socialistas catalanes que "respeten" la decisión aprobada el domingo en Ferraz y "voten conforme a lo acordado de manera democrática y mayoritaria en el último Comité Federal".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento