BNG y En Marea temen que una "gran coalición" de PP y PSdeG en Galicia frene el debate sobre el traspaso de la AP-9

  • SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 (EUROPA PRESS)
Luís Villares (En Marea) y Ana Pontón (BNG) tras reunión AP-9
Luís Villares (En Marea) y Ana Pontón (BNG) tras reunión AP-9
EUROPA PRESS

Los portavoces de BNG, Ana Pontón, y de En Marea, Luís Villares, han censurado la ausencia del líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, así como del PSdeG en la reunión impulsada por los nacionalistas para debatir sobre la actuación a seguir desde el Parlamento de Galicia para mantener la defensa en Madrid del traspaso de la AP-9.

Dicho encuentro se produce tras el veto del Gobierno central a debatir una iniciativa unánime del Parlamento gallego a favor de esta transferencia y los dos portavoces han vinculado la ausencia de populares y nacionalistas con la posibilidad de que se importe a la comunidad una "gran coalición" de ambos que pueda "frenar" el debate.

"Mal empiezan PP y PSOE haciendo una coalición que parece que es para que este tema no se trate", ha advertido Pontón, en declaraciones a los medios, al tiempo que ha incidido en que espera que éste no sea "el primer paso de la implantación" en el Pazo do Hórreo de la "gran coalición" que "se fragua en el Estado", después de que la dirección socialista avanzase la abstención que facilitará un Gobierno de Rajoy.

También Villares ha censurado la actitud de socialistas y populares. "Queremos pensar que no se debe a esa gran coalición que va a seguir a la gran abstención. Nosotros siempre decimos que no hay que abstenerse frente al PP, sino abstenerse del PP, que significa políticas de sufrimientos y recortes, y una legitimación social y política de la corrupción", ha esgrimido.

Ambos portavoces han incidido en que el Gobierno central usa argumentos "falaces" para frenar una iniciativa "unánime" del Parlamento de Galicia, lo que vulnera su "dignidad", por lo que es preciso que "todos" los grupos actúen en bloque, ya que lo que "importa" es obtener los instrumentos que permitan a la comunidad acabar con "la estafa legal" de los peajes de la AP-9.

Pontón ha añadido que Feijóo tuvo la "convocatoria" del encuentro, al igual que el resto de los portavoces y ha sugerido que le gusta actuar "de boquilla". De hecho, le ha retado a convocar una reunión sobre este asunto y ha asegurado que el BNG no faltará si lo hace, si es que "el problema son las formas".

"Vayamos todos juntos a reunirnos con la Mesa del Congreso para defender que esta iniciativa se tiene que debatir y no nos metamos aquí en un debate absolutamente pueril que no vale para nada", ha apelado.

"DECISIÓN POLÍTICA"

En declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara, al lado de Villares, la portavoz nacionalista ha destacado que éste constituye "un asunto de la máxima actualidad y relevancia" y ha incidido en que, tras el "veto" impuesto por el Gobierno central, la Mesa del Congreso todavía no se ha pronunciado.

A su juicio, lo ocurrido no es "casual", sino que se trata de una decisión "política" del Ejecutivo que dirige Mariano Rajoy y que busca impedir que Galicia tenga "instrumentos para acabar con unos peajes que son una absoluta estafa".

Ante la "importancia" de esta cuestión, ha lamentado que el PSdeG se "descolgase" del encuentro, pese a que había "confirmado" su asistencia. También ha cargado contra el "silencio" de Feijóo. "Me extraña que un presidente tan locuaz para otros temas se convierta en una estatua de sal ante un agravio de estas características", ha aseverado.

De Feijóo ha dicho que "tuvo la carta el mismo día que Villares y (Xoaquín Fernández) Leiceaga" y ha considerado que, si no contesta, "es porque el tema le molesta, es una patata caliente que quiere esconder".

Aunque "sorprendida" por la actitud de quienes "hablan de diálogo" pero después rechazan sentarse en una reunión, Pontón ha remarcado que los nacionalistas tienen la mano tendida en defensa "de los intereses de Galicia".

"AGRAVIO" COMPARATIVO

En la misma línea se ha pronunciado Luís Villares, quien ha incidido en que el veto del Gobierno central se asienta en "excusas". "Es una excusa decir que se violenta la Constitución cuando la solicitud no significa la transferencia ya y se basa en hipótesis legales deliberadamente falsas", ha reflexionado.

Ha añadido que, además, esta decisión coloca a Galicia en una situación de "agravio comparativo" en relación a un traspaso de una vía de comunicación "estratégica" como es la AP-9 y ha recordado que en otras comunidades como País Vasco y Cataluña si se aceptaron transferencias viales de calado para las autonomías.

"El Parlamento de Galicia merece el mismo respeto", ha esgrimido, antes de incidir en que es necesario "hacer valer el acuerdo unánime" de la Cámara autonómica y ha lamentado la actitud de socialistas y populares, al tiempo que ha enfatizado que, por parte de En Marea, la postura será "firme" tanto en O Hórreo como en el Congreso.

"ALTURA DE MIRAS"

Pontón ha añadido que, en vista de la actitud de PP y PSdeG, todo apunta a que éste es "un tema que preocupa mucho en el Estado" y se ha preguntado si el hecho de que se hable de la transferencia de la AP-9 no podría "resultar incómodo" en el escenario de su posible venta, que la dirigente nacionalista ha identificado con "la segunda especulación".

En todo caso, ha insistido en que al BNG lo que le preocupan son "los intereses de los gallegos", por los que seguirá peleando y con la "mano tendida". De hecho, ha retado a Feijóo a convocar un encuentro y ha avanzado la intención de los nacionalistas de estar en la hipotética reunión.

"El BNG va a estar en defensa de los intereses de Galicia, la pregunta es si Feijóo también o si solo va a estar de boquilla o de tapadillo", ha remarcado, tras lamentar, una vez más, que frente a la "altura de miras" de nacionalistas y En Marea, PP y PSOE sigan "mirando su ombligo con excusas de mal pagador".

"Si quieren que se debata es muy sencillo: vayamos todos juntos a reunirnos con la Mesa del Congreso", ha defendido Pontón, quien ha concluido que, aunque la Mesa del Parlamento gallego tiene "toda la legitimidad" para actuar y espera que lo haga, hay "una responsabilidad política" de los grupos que deben "defender la dignidad del Parlamento", toda vez que se "secuestra" el Parlamento y la democracia en Galicia.

POSTURA DEL PSDEG Y PPDEG

Por su parte, el viceportavoz del Grupo Parlamentario del PSdeG, Luis Álvarez, se ha reafirmado en que este foro no era "el adecuado", sino que es la Mesa de la Cámara autonómica la que debe articular una respuesta y defender la postura gallega.

A su juicio, ningún grupo puede "capitanear" la demanda ni "ir por libre", en relación a un asunto que ha suscitado la unanimidad en su debate.

Eso sí, preguntado acerca de si los socialistas acudirían a un encuentro si lo convoca Feijóo (a quien ha retado el BNG), ha replicado que "por supuesto", pero ha considerado clave que estén representados los cuatro grupos.

El PPdeG ha emitido un comunicado en el que apela a mantener la "unidad" en torno a la petición de traspaso, que el PPdeG, avanza, seguirá defendiendo.

En todo caso, esgrime que la reunión de En Marea y BNG es "totalmente extemporánea" y considera que éste no es "el mejor momento" para abordar con el Gobierno central, en funciones, la petición de un traspaso que Feijóo incorporó en su último programa electoral.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento