Peleas de perros
El perro que lograron rescatar los agentes, que presentaba una cojera y múltiples heridas por mordiscos. POLICÍA NACIONAL

Según informa la Policía Nacional en un comunicado, en un primer lugar fueron alertados de que se estaban organizando peleas de perros con muy poca antelación mediante grupos cerrados de mensajería instantánea. Ya entonces establecieron el dispositivo conjunto con la Policía Local de Jaca para vigilar los espacios susceptibles de albergar las peleas y contar con un plan de actuación coordinado en cuanto se detectara una de ellas.

Tras una llamada de una vecina del municipio alertando de gritos de perros, los agentes se desplazaron al descampado en el que estaba teniendo lugar la pelea de perros e interceptaron a cinco personas que trataron de huir, tanto montando en vehículos como escondiéndose entre la vegetación. Entre los detenidos, que se habían desplazado desde uesca para enfrentar al perro de uno de ellos con otro entrenado para este tipo de luchas, hay un menor de edad.

También lograron rescatar a uno de los animales e intervenir un collar de castigo. El perro, de raza pitbull, ha sido trasladado a la protectora de animales de Jaca para ser atendido de las lesiones por mordisco que presentaba.

El pasado mes de mayo la Guardia Civil ya detuvo a otra persona en Jaca tras la denuncia de varios vecinos cuyos perros habían desaparecido y aparecían horas o días después en un lamentable estado, con síntomas evidentes de haber mantenido una pelea con otros canes.

Dentro de la investigación llevada a cabo, los agentes pudieron recopilar pruebas e incluso vídeos grabados de algunas de las peleas que se realizaban, pudiéndose identificar a algunos de los perros robados. Tras ubicar el lugar exacto donde se desarrollaban las peleas y guardaban a los animales, se decomisaron seis perros y se inmovilizaron otros diez, todos ellos con síntomas evidentes de haber participado en las peleas

El maltrato animal está recogido en el Código Penal, implicando penas de prisión desde tres meses a un año cuando se ocasionen lesiones a los animales. En caso de causarse la muerte del animal la pena de prisión puede elevarse a dieciocho meses.

Consulta aquí más noticias de Huesca.