Bombilla led
La instalación de iluminación más eficiente permitirá a los consumidores ahorrar una media de 115 euros el tiempo de uso del nuevo dispositivo. LUIS F. SANZ

¡Si Edison levantara la cabeza y viera en lo que se ha convertido su bombilla incandescente! Seguro que la sorpresa iba a ser mayúscula. También lo es para nosotros. Porque el avance de la tecnología está salpicando de manera muy rápida a todas y cada una de las cosas que nos acompañan en nuestra vida cotidiana. Una de ellas es la iluminación. Según la asociación europea del sector Lighting Europe, las personas pasamos el 90% de nuestro tiempo en sitios cerrados; de ahí deriva en gran parte los avances y las decisiones que se han tomado sobre la industria.

La más reciente e importante es la que ha entrado en vigor hace apenas un mes. La Comisión Europea ha prohibido la comercialización de focos halógenos. Podrán venderse los que queden en stock, pero no se podrán fabricar más. Y será en 2018 cuando definitivamente se retiren del mercado.

La tecnología led (diodo emisor de luz) se considera más eficiente desde el punto de vista del medio ambiente y el consumo El objetivo es sustituir los dispositivos por otros de tecnología led (diodo emisor de luz), que se considera más eficiente desde el punto de vista del medio ambiente y el consumo. "Sabíamos de esta medida desde 2007 y la hemos ido analizando poco a poco, porque entonces no se conocía una tecnología lo suficientemente desarrollada para tomar el relevo", explica a MiBolsillo Alfredo Berges, director general de Anfalum, la asociación de fabricantes de iluminación de España.

La decisión de Bruselas responde a la resolución de los líderes de la Unión Europea tomada en 2007 con el objetivo de reducir, a más tardar en el año 2020, un 20% el consumo anual de energía del continente.

Un ahorro de hasta el 80%

Son muchas las bondades del led de las que hablan los expertos y el propio organismo europeo, entre las que destacan la calidad, la eficacia energética y la durabilidad. Otra de las ventajas es que no queman, ya que transforman el 98% de la energía en luz y solo el 2% en calor. Además, no contienen mercurio, elemento tóxico que sí se encuentra en los halógenos.

"Para el usuario no supone un perjuicio. El coste superior que pueda tener la adquisición de una bombilla led está compensado porque dura muchas más horas, además de tener una mayor calidad", apunta Berges.

De acuerdo con los cálculos efectuados por la Comisión Europea, la instalación de iluminación más eficiente permitirá a los consumidores ahorrar una media de 115 euros el tiempo de uso del nuevo dispositivo. "Todo dependerá de los puntos de luz instalados y el uso que se haga de los mismos. Pero en dos años puedes amortizar el gasto que suponga", explica el director de Anfalum.

El coste superior que pueda tener la adquisición de una bombilla led está compensado porque dura muchas más horas La industria española inició hace tiempo el proceso de adaptación. Las cifras de actividad correspondientes al ejercicio pasado reflejan que las ventas de halógenos suponen solo el 10% del total del mercado. En contra, el 51% de la facturación ya se refiere al led, cuando en 2014 suponía el 38%, y hace 10 años, el 10%.

"Estas cifras se deben a la buena comunicación que han tenido los fabricantes con sus clientes, pues han sabido trasladar correctamente la información sobre la normativa y su evolución", comenta Berges. "La utilización del led supone un ahorro de hasta el 80% con respecto al halógeno", añade.

Muchos hogares ya han iniciado el cambio. Pero la medida de la Unión Europea implica todo tipo de instalaciones. Museos, monumentos, paneles de publicidad, alumbrados de calles, estadios de fútbol, comunidades de vecinos, grandes empresas, pymes, televisores, edificios públicos... hasta en el metro se usará iluminación con tecnología led.

En este sentido, cabe destacar que Metro de Madrid está procediendo al cambio en sus instalaciones y estima que el consumo energético se reducirá a la mitad una vez finalizado. "El ahorro total equivale al consumo anual de todos los hogares de una ciudad como Soria", comenta la compañía en un comunicado. Al final de este año se habrán instalado 185.000 fluorescentes en las estaciones.

La tecnología led no se limita a esta clase de espacios. Cada vez está siendo más utilizada por el sector agroalimentario, sobre todo en pequeños espacios de cultivo, y en áreas urbanas.

Al final de este año se habrán instalado 185.000 fluorescentes en las estacionesEste proceso de transformación en el que están inmersos todos los países miembros de la Unión Europea tiene igualmente su efecto negativo. La Comisión reconoce que será "inevitable" la pérdida de puestos de trabajo en las plantas de fabricación de halógenos, que estima en unos 6.800, aunque "confía" en que puedan ser reciclados en otras líneas de producción.

"Evidentemente, si cambia el producto, también se transforma el proceso de fabricación. Pero creo que es una mano de obra que se podrá acomodar a otra. Se les podrá dar cobertura por otro lado", explica Alfredo Berges. En España, el sector de la iluminación genera unos 6.000 puestos de empleo directos.

En la Asociación Anfalum están registradas 90 compañías, que representan el 80% del mercado nacional. La exportación está creciendo de forma importante. Así, en el último ejercicio, las ventas al exterior supusieron el 33% de la cifra total de negocio, y los países de la Unión Europea fueron los principales destinatarios. Por detrás se sitúan Oriente Medio y el norte de África, Latinoamérica, Estados Unidos y Canadá.

Tras un balance óptimo, el director de Anfalum considera que los fabricantes deben pensar en el futuro y "reorientar el negocio hacia productos que demuestren el incremento del valor que la luz posee en la sociedad actual". En este proceso de cambio, la eficiencia energética, que ha calado suficientemente en la sociedad, se debe ver suplementada por alumbrado para la sostenibilidad y luz para el bienestar.

Recuerde que la utilización de las bombillas led no es una opción libre. A partir de 2018 se retirarán del mercado Esto también está en la línea de opinión de la asociación europea Lighting Europe: "Durante más de 100 años, la electricidad ha hecho posible estudiar, trabajar y vivir en algún lugar de la tierra. En las recientes décadas se han realizado muchos esfuerzos encaminados a reducir el consumo energético. Y en los últimos años el desarrollo de nuevos sistemas de luz han hecho posible incrementar la calidad de vida en muchas situaciones diarias", señala el organismo en su plan estratégico para 2025.

Lighting Europe calcula que para 2020 Europa producirá unos 1.000 millones de piezas led al año frente a las algo menos de 500 millones de la actualidad. Según esta institución, la industria Europea es líder en el mundo en sistemas tecnológicos de iluminación.

Los consumidores tienen diferentes opciones de led en el mercado, con distintos diseños y prestaciones. Las bombillas pueden servir como foco para un cuadro o un elemento decorativo o para iluminar las habitaciones con mayor o menor intensidad. De forma paralela está el ahorro de coste en la factura de la luz. Pero, a pesar de todos los efectos positivos que tiene este tipo de iluminación, lo cierto es que existe un desconocimiento absoluto por parte de la sociedad.

A finales del año pasado, ConZumo.com, tienda online que vende artículos de impresión, elaboró un estudio en el que concluyó que el 70% de los consumidores que entrevistó desconocían la reducción del coste que supone la utilización de bombillas led. Eso sí, una vez informados al respecto, el 95% dijo no importarle hacer un desembolso mayor que los sistemas tradicionales si eso era garantía de embolsarse unos euros.

Recuerde que la utilización de las bombillas led no es una opción libre. A partir de 2018 se retirarán del mercado de forma definitiva las halógenas. Es el momento de ir preparando el hogar.