Golpea a un turista en la cabeza con una tabla de madera por hablar español en Reino Unido

  • Un británico oyó a un español hablar en su idioma natal en Bournemouth y decidió golpearle la cabeza con una tabla de madera grande.
  • La defensa del agresor asegura que pasaba por un mal momento personal y se había refugiado en el alcohol.
  • El juez lo ha condenado a trabajos sociales, pagarle 800 libras a la víctima y 12 meses de cárcel, aunque esto último lo ha evitado.
  • Una española defiende a su marido de una agresión xenófoba en el metro de Londres.
Momento en que un británico golpea la cabeza de un turista español con una tabla de madera por hablar su lengua natal.
Momento en que un británico golpea la cabeza de un turista español con una tabla de madera por hablar su lengua natal.
WORLD BREAKING NEWS/YOUTUBE
Un británico golpeó en la cabeza con una tabla de madera a un turista español en Bournemouth, Reino Unido, por hablar castellano en la calle. El agresor ha evitado la cárcel.

La xenofobia ligada al 'Brexit' parece estar aumentando en Reino Unido. Si hace unos días se conocía el caso de un ataque en el metro de Londres a un ciudadano de origen extranjero que tuvo que ser defendido por su esposa española, ahora, los medios británicos hacen pública otra agresión, en este caso, a un turista español.

El turista español identificado como Tomás Gil estaba charlando con una mujer en Bournemouth, Inglaterra, cuando otro hombre, Daniel Way, arrancó de la pared una tabla de madera y golpeó al español con ella en la cabeza hasta que la víctima se cayó al suelo.

Mientras golpeaba a su víctima, el británico gritaba que hablaran inglés y no español: "¡Fucking Spanish! ¡Speak English!", o lo que es lo mismo: "¡Malditos españoles! ¡Hablen inglés!". Los testigos de la agresión y la chica que acompañaba al español lo auxiliaron de inmediato e intentaron parar al agresor.

La defensa del agresor declaró que se encontraba en una mala situación personal tras haber sufrido una ruptura sentimental y haberse refugiado en el alcohol. El juez lo sentenció a 12 meses en prisión, pagarle a la víctima 800 libras y realizar 150 horas de trabajo social, aunque Way finalmente ha evitado la cárcel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento