Vivienda
Asistentes a la manifestación en Barcelona. (EFE)

Miles de personas, en su mayoría jóvenes, se manifestaron este sábado en Madrid, al grito de "Nos van a tener que oír. V de Vivienda, V de Victoria", para reivindicar el derecho de todos los ciudadanos a una vivienda digna.

La marcha, que ha transcurrido sin incidentes desde la Puerta del Sol hasta Atocha por Cibeles y el paseo del Prado, forma parte de las manifestaciones por una vivienda digna, que se han celebrado en varias ciudades españolas, convocadas por la Plataforma V de Vivienda.

Los manifestantes, 2.000 según la Policía Nacional y 20.000 según fuentes de la organización, han marchado detrás de una pancarta en la que se leía "Gente sin casa, casa sin gente. Alquiler social, ni subvenciones ni migajas".

Varios de los participantes portaban banderas republicanas y algunos carteles en los que pedían una vivienda justa, y durante todo el recorrido se han coreado gritos como "Qué pasa, que pasa, que no tememos casa", "Espe, espe, especulación" o "Madrid, capital de la especulación".

La manifestación ha ido precedida por un camión en el que iban dos superhéroes: "Supervivienda" y su alter ego "Hipotecón", que coreaban consignas y leían datos como que en todo el país existen tres millones de casas vacías, que en Europa el alquiler alcanza el 40% y en España apenas el 5% o que más de 30.000 personas duermen en la calle, una cifra que en verano se duplica.

Miles también en Barcelona

Unas 1.800 personas, según datos de la Guardia Urbana, se dieron cita en el centro de Barcelona en defensa del derecho a la vivienda, secundando la convocatoria que ha realizado la plataforma "V de vivienda" en varias ciudades españolas.

La manifestación, celebrada también sin incidentes, ha tenido un tono festivo y ha comenzado con el desfile de jóvenes que tocaban tambores por las calles del centro de la ciudad, a la vez que portaban camisetas y globos amarillos, así como pancartas con lemas en contra de la especulación y del Pacto Nacional de la Vivienda, promovido por la Generalitat que se firmará el próximo lunes.

Uno de los portavoces de la Asamblea por la vivienda de Barcelona, Albert Sancho, explicó que han decidido promover la convocatoria tras un año y medio de movilizaciones y porque "con este pacto y esta ley no tendremos una casa en la puta vida".

Según el manifiesto elaborado por los miembros de la plataforma, las medidas anunciadas en el Pacto sólo son "márketing preelectoral" y además esconden la filosofía de "destinar dinero público para favorecer aún más a aquellos que hasta ahora se han enriquecido especulando con el derecho fundamental a la vivienda".

Por otro lado, unas 300 personas se manifestaron por las calles de Esplugues de Llobregat (Barcelona) para protestar contra el inicio de obras del plan Porta Barcelona, también conocido como Plan Caufec.

ESPECIAL: Por una vivienda digna.