El pueblo turco desconfía de la UE y rechaza hasta 350.000 € de ayuda

  • Necesitaban ese dinero para construir una red de canalizaciones y unas instalaciones de depuración de agua en un pueblo.
  • Los vecinos no aceptaron el dinero porque pensaron que tras esos fondos se esconde el imperialismo europeo.
La bandera de Turquía internacionalmente reconocida por su media luna y su estrella.
La bandera de Turquía internacionalmente reconocida por su media luna y su estrella.

El pequeño pueblo turco de Simsirli rechazó una donación de 350.000 euros procedentes de la Unión Europea (UE) por la desconfianza que despertó el "dinero gratis" entre sus habitantes, informó este viernes la agencia de noticias Anadolu.

El Ayuntamiento de Simsirli, en el norte del país a orillas del mar Negro y con una población de 367 habitantes, había decidido construir una red de canalizaciones y unas instalaciones de depuración de agua de las que carecía el pueblo. Para ello, solicitó financiación al Estado turco y a la UE, que accedió a abonar el 90% del proyecto.

Al empezar las obras los habitantes de Sinsirli mostraron ciertas reticencias, explicó el representante municipal Necmi Simsek.

Para la depuradora necesitaban un espacio de 360 metros cuadrados así que fijaron un lugar. "Cuando los trabajos comenzaron, los vecinos de tres barrios colindantes nos dijeron: No queremos el dinero de la UE", añadió el prefecto de la comarca, Emre Çinar.

No queremos el dinero de la Unión Europea
Los habitantes de la aldea turca desconfía del dinero procedente de la UE porque creen que detrás de él se esconden oscuras motivaciones.
Piensan que tras esos fondos se esconde el imperialismo europeo. Por ello piden que sea la administración provincial la que se encargue de las obras.

"Decidimos poner la depuradora en otro barrio -prosiguió-, pero en este caso uno de los propietarios no nos dio su permiso, por lo que al final no tuvimos más remedio que abandonar el proyecto".

Un origen de más de 90 años Esas creencias, fuertemente arraigadas en la Turquía rural, se remontan a los años del

final de la Primera Guerra Mundial, cuando varios ejércitos europeos (el francés, el inglés, el italiano y el griego) ocuparon y dividieron Turquía. Desde entonces, el pueblo turco tenía la exclusiva idea de combatir al "imperialismo europeo".

La nueva república turca, que emprendió una ingente tarea de modernización, solicitó su entrada a la Comunidad Europea en 1963, pero su proceso de adhesión no comenzó hasta 2004.

Actualmente, el apoyo de la población turca a la adhesión a los Veintisiete ha descendido considerablemente a pesar de las aspiraciones europeístas de su gobierno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento