Antonio Robles
Antonio Robles, impulsor del partido Centro Izquierda Nacional. 20MINUTOS

"CINC nace con el firme propósito de definir, defender y recuperar un proyecto nacional de centro izquierda, abandonado irresponsablemente por la izquierda". Así se presenta Centro Izquierda Nacional, un nuevo partido entre cuyos promotores se encuentra Antonio Robles.

Este proyecto supone el retorno a la política activa de Robles, nacido en la localidad zamorana de Fermoselle en 1954 y criado en Barcelona. Este periodista y exprofesor de Filosofía fue elegido secretario general de Ciudadanos en julio de 2006, durante el congreso fundacional del partido. En noviembre de ese año ocupó el número 3 en la lista de la formación naranja a las elecciones catalanas. Robles dejó su cargo de secretario general en mayo de 2007 pero continuó como diputado autonómico hasta septiembre de 2009. Su desacuerdo con la coalición entre Ciudadanos y la organización política Libertas de cara a los comicios europeos le llevó entonces a dejar el acta y darse de baja como militante.

Dos meses después, Robles se afiliaba a UPyD, partido del que llegó a ser candidato a presidente de la Generalitat en 2010. La formación no logró representación en la Cámara autonómica y poco después este crítico con el nacionalismo catalán volvió a su labor como docente y como articulista.

Ahora Robles regresa a la política con este nuevo proyecto, cuyo primer objetivo "es devolver a los ciudadanos el derecho a recibir una información política objetiva y veraz para que puedan tener criterios libres y bien fundamentados a la hora de otorgar su voto". CINC critica la "falta de escrúpulos a la hora de informar a los votantes" con la que actúan los partidos, lo que contribuye a la desconfianza y en consecuencia al rechazo a la política por parte de la ciudadanía. "Hasta los partidos nuevos surgidos para acabar con la vieja política han provocado aún más desencanto al comportarse igual que los antiguos", lamentan.

Los partidos nuevos surgidos para acabar con la vieja política han provocado aún más desencanto al comportarse igual que los antiguosCINC se define como moderado, garante de la igualdad, los derechos sociales y la libertad, preocupado por los que carecen de recursos y defensor de la soberanía española.

"Nosotros creemos que el secesionismo es incompatible con los valores de la izquierda, con la defensa de la igualdad y la preocupación por mejorar la vida de todos los trabajadores; valores que están por encima de supuestos derechos históricos pre democráticos y de los intereses de las burguesías territoriales codiciosas y a menudo corruptas, camufladas bajo una nueva clase transversal nacionalista de carácter retrógrado, étnico y actitudes pre fascistas. Lo que se conoce con el nombre de fascismo postmoderno", apunta la formación.

En su opinión, "la derecha ha pactado y entregado de manera irresponsable un poder incontrolado a los nacionalistas" y "la falta de un proyecto nacional de la izquierda frente al nacionalismo disgregador ha provocado una agudización de las diferencias económicas, sociales, culturales y lingüísticas entre los españoles en función de dónde vivan".