De esta manera, los voluntarios podrán colaborar a lo largo de este curso con más de 70 asociaciones, entidades y administraciones públicas como Cruz Roja, Unión Romaní, ONG Sed, Fundación Mornese, Esperanza de Nuestra Tierra, Fundación Benjamin Mehner, Asociación Aliento, Hospital Virgen del Rocío, Proyecto Hombre y el centro penitenciario Sevilla I, entre otras.

Entre las acciones solidarias que podrán llevar a cabo los universitarios se encuentra el acompañamiento a personas enfermas en hospitales; talleres de ocio y tiempo libre con drogodependientes; alojamiento compartido con personas mayores; campañas de donación de sangre; recogida de alimentos, ropa y juguetes para las personas desfavorecidas; o ayuda humanitaria en el apoyo escolar con niños en situación de riesgo social y en programas con personas con diversidad funcional a través de distintas terapias.

Toda esta tarea está coordinada en la Pablo de Olavide por la Oficina de Voluntariado y Solidaridad, perteneciente al Vicerrectorado de Cultura y Compromiso Social, punto de encuentro entre las asociaciones y la comunidad universitaria para la promoción y difusión de programas de intervención, actividades solidarias y todo lo relacionado con la acción voluntaria.

La Olavide continúa de esta manera afianzando su compromiso con el voluntariado y apostando por la formación en valores de los estudiantes, fomentando así la formación integral de la persona y contribuyendo a que sean ciudadanos comprometidos con la sociedad y con el medio que les rodea.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.