La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido este viernes el ingreso en prisión incondicional de los portavoces de las ilegalizadas Batasuna y Askatasuna, Joseba Álvarez y Oihana Agirre, por un delito de pertenencia a la organización terrorista ETA.

En el caso de Álvarez, la Fiscalía le acusa de reincidir en este delito, por el que ya estaba procesado en el sumario en el que se investiga la subordinación de Batasuna a ETA; mientras que a Agirre le acusa de integración por primera vez por haber participado en ruedas de prensa en nombre de Askatasuna, organización ilegalizada por su conexión con la banda.

Joseba Álvarez permaneció 50 minutos declarando ante el juez Baltasar Garzón, mientras que Agirre estuvo sólo un cuarto de hora en el despacho, ya que se negó a contestar a las preguntas que se le formularon.