Cola del paro
Varias personas, en la cola del paro. ARCHIVO

Más de un tercio de los desempleados en España son parados de muy larga duración. De hecho, nuestro país es el octavo de la Unión Europea con mayor número de desempleados de larga duración. Así lo indica la base de datos de Eurostat.

En concreto –según ha analizado el Instituto de Estudios Económicos (IEE)–, el 34,6% de la población activa española se encuentra en situación de largo desempleo, cuatro puntos por encima del promedio europeo que cerró 2015 en un 30,1%.

Grecia encabeza la lista en el conjunto de la UE con un 51,2% Grecia encabeza la lista de países con mayor porcentaje de población activa en situación de largo desempleo, con un 51,2% frente al 28,1% con el que contaba en 2007. Le sigue Eslovaquia, que con un 46,9% de población que lleva buscando trabajo más de doce meses, ha conseguido disminuir esta cifra desde 2007, cuando el porcentaje era del 58,7%. Destacan también otros países europeos como Croacia (42,1%), Irlanda (41,2%) o Italia, que registra un 38,8% de parados de larga duración.

Por su parte, Alemania también arroja cifras positivas con respecto a 2007. En concreto, esta tasa se ha reducido del 39,4% antes de la crisis al 28,6% y muestra así una evolución positiva en materia de empleo. La cifra baja entorno al 25% en los Países Bajos y en Lituania y se sitúa en el 22% en Francia.

Polonia (18,7%), Reino Unido (17,5%), Finlandia (11,9%) o Dinamarca (11,8%) representan aquellos países con menor tasa de parados de larga duración. La cifra más baja de la Unión Europea corresponde a Suecia, con un 8,6%.