Móvil Zetta
Imagen de un smartphone Zetta, modelo Zetta Conquistador 5.5 GOLD. ZETTA

La dirección de Zetta Smartphone, impulsora del llamado "iPhone extremeño", se ha defendido hoy de las críticas asegurando en un comunicado que su primer dispositivo, el Zetta Multiverso, fue diseñado y realizado por su empresa con el apoyo de cadenas de producción chinas, mientras que en otros modelos se han compartido componentes electrónicos con empresas asiáticas.

"Zetta Smartphone trabaja intensamente para ofrecer la tecnología asiática y su uso en España y en Europa para su correcto funcionamiento", han añadido en una nota de prensa, después de las denuncias aparecidas ayer acerca de que este teléfono supuestamente fabricado en Extremadura es un aparato de otra marca, fabricado en China, al que se cambiaba tan solo los logotipos.

La empresa agrega que los componentes de las compañías asiáticas "no son prácticamente utilizables con las redes y el uso europeo", de ahí que Zetta añada "la incorporación del software que supone la mejora y el posible uso del mismo". "El verdadero valor añadido de esta empresa es la adaptación del software de unos componentes y bases punteras tecnológicamente para que cualquier ciudadano extremeño, español y europeo pueda utilizarlo con total garantía, puesto que el servicio postventa es su principal valor añadido", han apuntado.

Zetta pretende fingir que no existen ni la publicidad ni las entrevistas que han realizado sus miembros

Ante las manifestaciones "no contrastadas", según aseguran, vertidas en distintos foros y medios de comunicación, Zetta Smartphne, "afincada en Zafra y con domicilio inicial en Madrid", considera que las opiniones vertidas sobre la marca son inexactas.

Sin embargo, la asociación de consumidores FACUA no ha tardado en reaccionar a dicho comunicado, al que califica de "tomadura de pelo". "Zetta pretende fingir que no existen ni la publicidad ni las entrevistas que han realizado sus miembros en numerosos medios de comunicación, haciéndose pasar por los fabricantes de los teléfonos móviles que comercializa", denuncia FACUA.

"En el contradictorio texto de su comunicado, la empresa se presenta ahora como un mero desarrollador de software al tiempo que asegura que sí diseñó y fabricó el primer modelo que lanzó al mercado, pero no el resto", dicen. "Un engaño tras otro engaño", denuncia la asociación, que espera que en este caso se produzca también la intervención de la Fiscalía.