Según ha informado, el Departamento de Euskera, Cultura y Deporte ha decidido tomar estas medidas al tratarse de un inmueble que se encuentra en una "situación de abandono y con riesgo de pérdida irreparable".

La Torre de Hurtado de Mendoza, situada en la localidad de Martioda perteneciente al municipio de Vitoria, fue declarada Monumento Histórico-Artístico en el año 1984. Al tratarse de un inmueble Calificado por la Ley del Patrimonio Cultural Vasco, es obligación legal de la propiedad su conservación y mantenimiento.

En este sentido, la Diputación durante el año 2015 procedió al vallado y señalización preventiva del perímetro y a la retirada urgente de los elementos con riesgo. Asimismo, redactó el correspondiente Proyecto de Ejecución, solicitó la correspondiente Licencia Municipal de Obras y encargó la excavación arqueológica y actualización del análisis de alzados previa a cualquier intervención de restauración.

Las obras propuestas pretenden la conservación del bien cultural a través de la restauración y consolidación de sus elementos arquitectónicos dejando el monumento plenamente restaurado en su materialidad, estabilizado en su estructura y dispuesto para su puesta en valor.

Consulta aquí más noticias de Álava.