Los detenidos, 3 hombres y una mujer, son residentes en Mallorca y todos ellos cuentan con antecedentes policiales por delitos similares.

En concreto, según ha detallado la policía, la investigación se inició a principios del mes de septiembre después de analizar que los robos se cometían siempre en horario nocturno y en las zonas mencionadas. Asimismo, empleaban fuerza en las puertas o ventanas de los establecimientos para acceder a los mismos y, una vez dentro, se apoderaban fundamentalmente del dinero que se encontraba en las cajas registradoras.

La operación continúa abierta por lo que no se descartan nuevas detenciones y también se trabaja para determinar si los detenidos pudieran ser responsables de algún otro hecho delictivo.