STEVEN WOOLFE
El eurodiputado del partido británico UKIP Steven Woolfe. Facundo Arrizabalaga / EFE

El partido eurófobo y antiinmigración que abanderó el 'brexit' está "ingobernable" sin su líder Nigel Farage, según el favorito en la sucesión, Steven Woolfe, quien ha abandonado este lunes la formación.

El eurodiputado y miembro del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), anunció este lunes su intención de dejar el partido tras ser hospitalizado a raíz de un altercado durante una reunión de la formación en Estrasburgo a principios de octubre.

Woolfe dijo en un comunicado que el UKIP resulta "ingobernable" sin Nigel Farage, que renunció a la dirección tras el referéndum sobre el "brexit" del 23 de junio.

El eurodiputado sostuvo que la formación no es capaz de mantener la unidad una vez que el Reino Unido ha expresado su deseo de abandonar la Unión Europea (UE), el proyecto que aglutinaba a los miembros del UKIP.

Woolfe afirmó que el altercado en Estrasburgo le provocó una "parálisis parcial y pérdida de sensibilidad en la cara y el cuerpo".

"Desde que ocurrió, he pasado algún tiempo considerando mi futuro personal y político. Con profunda tristeza, voy a abortar mi campaña por el liderazgo y anuncio mi renuncia al UKIP con efecto inmediato", indicó en un comunicado.

El eurodiputado mantuvo la versión de que su compañero de filas Mike Hookem le propinó un golpe durante una discusión, una versión que Hookem ha negado.

Tras la inesperada dimisión de Diane James como líder del UKIP tras 18 días en el cargo, el 5 octubre, el partido, que en las elecciones generales de 2015 recibió cerca de 4 millones de votos, nombrará a un nuevo responsable el 28 de noviembre.