Semáforos, a la caza de peatones
Peatones cruzan en Teijeiro, donde habrá un radar para peatones. (D.C.). DC.

Son radares para coches y peatones que se colocarán en los semáforos. Los que crucen en rojo serán fotografiados y tendrán que pagar multas de 90 a 300 euros.

Antes de que termine el año, la capital asturiana será pionera en el Principado en poner en marcha este sistema que ya existe en ciudades como Barcelona o Valladolid.

Según el jefe del área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Oviedo, José Manuel López, el nuevo dispositivo "persigue el control de la legalidad en las prácticas de conductores y peatones y contar en la ciudad con varios puntos para detectarlas". Para ello, adelanta, "el Consistorio ha dispuesto de una partida de un total de 1.600.000 euros".

Los primeros en ser controlados serán los conductores

El nuevo dispositivo se activará siempre que el semáforo esté en rojo. "Detecta a un infractor y la cámara, instalada en el propio semáforo, iniciará una batería de fotografías similares a las de un radar que, a su vez, serán enviadas a dos equipos de almacenamiento", añade el jefe de la Policía Local.

Bajo la denominación de sistema de foto rojo, los nuevos semáforos se instalarán, en una primera ronda, en las zonas con más tráfico y peatones de Oviedo. Así, habrá radares para coches y peatones en "la plaza de la Cruz Roja, en la entrada por la AS-II, en la plaza de Teijeiro o en plaza de Castilla", dice José Manuel.

Aunque los nuevos semáforos están pensados para conductores y peatones, José Manuel adelanta que "los primeros en ser controlados serán los conductores".

Educación vial para todos

Sancionar, sí, pero también enseñar. El departamento de Educación Vial de Seguridad Ciudadana de Oviedo llega a todos los colegios (7.376 alumnos en 2006) y cuenta con el parque infantil Fernando Alonso para hacer prácticas, por el que pasaron 974 niños en 2006. El año que viene extenderá su actividad a institutos, como ha hecho este año con adultos.