Samsung ofrecerá la devolución del dinero a los compradores del Galaxy Note 7

Galaxy Note 7
Galaxy Note 7
SAMSUNG

El grupo tecnológico surcoreano Samsung ofrecerá a los clientes que han comprado el teléfono Galaxy Note 7 la posibilidad de recuperar su dinero o cambiar el aparato por otro modelo con una compensación si fuera más barato, según fuentes de la compañía en España.

Samsung prepara un procedimiento, que estará listo en cuestión de días, para que los clientes conozcan los trámites a seguir para devolverlo.

Aunque la compañía surcoreana no precisa cuántos teléfonos Galaxy Note 7 han llegado a manos de clientes españoles, las fuentes consultadas apuntan que su número es reducido porque la venta se paralizó antes de su lanzamiento oficial, que estaba previsto para el 9 de septiembre.

Únicamente los compradores que hubieran solicitado el aparato durante el periodo de preventa pueden haberlo recibido.

Los Galaxy Note 7 se podían comprar en España a través de las operadoras de telefonía, en algunos comercios y en la tienda en internet de Samsung.

Los clientes de Vodafone sí recibieron el aparato

De las grandes operadoras españolas, solo Vodafone había entregado aparatos de este modelo, aunque paralizó la venta en cuanto se conocieron los problemas del teléfono y se facilitó la devolución a los compradores.

Orange, que suspendió este lunes el proceso de preventa, no había entregado ningún aparato y Telefónica ni siquiera había incluido el Galaxy Note 7 en su catálogo.

El Corte Inglés ha dejado de vender el modelo y está haciendo un seguimiento personalizado de los compradores para recuperar los terminales.

Samsung Electronics anunció este martes que "para garantizar la seguridad" de sus clientes ha decidido parar las ventas y los reemplazos de este modelo, y suspender la producción "permanentemente".

La crisis del Galaxy Note 7 comenzó apenas unos días después de que Samsung comenzara a vender el 19 de agosto este "phablet" o "tabléfono" llamado a hacer frente al nuevo iPhone 7, y la empresa no ha lograda aplacarla pese al proceso sin precedentes de rellamada y recambio de unos 2,5 millones terminales.

Debido a la cancelación definitiva de la producción del Galaxy Note 7, se calcula que Samsung podría dejar de vender en torno a unos 20 millones de teléfonos previstos inicialmente, lo que le supondría dejar de ingresar hasta 15.300 millones de euros/17.000 millones de dólares.

Continúa perdiendo en Bolsa

Samsung continuó este miércoles sus pérdidas en la Bolsa de Seúl tras la retirada del Galaxy Note 7 con una caída cercana al 3 por ciento durante el primer tramo de negociación.

En la víspera, Samsung se hundió un 8,04 por ciento tras anunciar que congelaba las ventas de estos teléfonos y pedir no usarlos. El anuncio del gigante surcoreano de que dejará de fabricar definitivamente el Galaxy Note 7 por la continuidad de estas averías,  por el momento no ha tranquilizado a los inversores ante el previsible impacto del caso sobre los resultados de Samsung y su imagen de marca.

Las acciones de Samsung, uno de los valores de referencia en la Bolsa de Seúl, llegaron a perder un 2,93 por ciento durante el primer tramo de negociación, aunque posteriormente esta caída se moderó en torno al 2 por ciento.

Su desplome en la víspera fue el mayor desde 2008, y sucede a otras seis oscilaciones diarias mayores al 4 por ciento que ha registrado Samsung a lo largo de este año relacionadas con el lanzamiento de su nuevo dispositivo insignia de alta gama y sus problemas posteriores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento