"En dos años el Polígono Sur no lo va a conocer ni Dios". Esta frase de Jesús Maeztu, el hombre encargado de normalizar la zona, resume su proyecto.

Uno de los ejes fundamentales es el adiós definitivo a las Tres Mil Viviendas como barrio marginal de Sevilla. Nuevos pisos, jardines privados en las zonas comunes de los bloques autogestionadas por los propios vecinos, tiendas, una carretera que acabe con su aislamiento, empleo, formación, servicios públicos, limpieza, equipamientos, infraestructuras, lucha contra el absentismo escolar... Y por supuesto, mayor seguridad para conseguir que el lugar deje de ser el gueto de delincuencia de Sevilla.

Para eliminar estas barreras de exclusión, soterrarán el tren, tirarán el muro de Hytasa y abrirán el parque Guadaíra, que linda con Su Eminencia, donde los vecinos podrán trabajar sus propios huertos.

Cada paso que se da en este barrio para mejorarlo se consensua con su gente (son unos 50.000). Ayer el Ayuntamiento aprobó el Plan Especial de mejora urbana en Martínez Montañés, donde están Las Vegas, la zona más deprimida.

Piso nuevo, norma nueva
La idea es la siguiente. El Comisionado está regulando las viviendas. Arregla los pisos (ascensor, cubiertas, bajante...) a cambio de que las familias escolaricen a los niños, paguen comunidad... Si se saltan las normas, pierden la casa. En año y medio, ha habido dos desahucios.

OTROS PROYECTOS
Educación.
A finales de año presentarán el Plan Educativo de la zona que incluye un protocolo para acabar con el grave problema del absentismo. No quieren hacer un aula de niños malos sino buscar y salvar al niño absentista.

Flamenco. Cuarenta familias gitanas y payas del polígono se han unido para sacarle partido a su arte. Quieren crear un espacio escénico para el Flamenco en un edificio emblemático donde sus hijos puedan estudiar sus raíces; formarse en talleres de música, cante, baile y hasta de confección de trajes de flamenca; producir y gestionar espectáculos; que creen empleo y atraigan a los turistas.     

Salud. Están construyendo un nuevo centro de salud en Las Letanías. Tendrá cuatro plantas y estará junto a servicios sociales y al nuevo polideportivo. El antiguo se destinará a centro especializado en adiciones.

Empleo. Dinamizar el comercio es otro de los objetivos del Plan Integral del Polígono. Actualmente, realizan un estudio para conocer la realidad económica de la zona y crear yacimientos de empleo en los sectores más demandados.

Equipamientos. Quieren dotar a esta zona de equipamientos e infraestructuras. La idea es que los sevillanos tengan que ir al Polígono Sur porque ofrezca servicios. Por ejemplo: a renovarse el DNI o a ver el mejor espectáculo flamenco.

 

"Este no es el depósito de pobres y drogadictos"

Entrevista a Jesús Maeztu, Comisionado de Polígono Sur. Es Catedrático de Derecho del Trabajo en la Universidad de Sevilla. Fue Defensor del Pueblo Andaluz del 95 al 96.

¿Le siguen llamando el hombre bueno?
Sí. Y el de las barbas blancas.
¿Ya se ven los cambios?
Sí. Ya se nota que la gente respira otro aire. Hemos derribado patios, comerciales, hay más policía, el barrio está más limpio, tenemos una oficina de correos, etc.
¿Cómo ve hoy su proyecto?
Es una conquista, una lucha, un convencimiento de la gente de allí que veo posible.
Polígono Sur no es...
El depósito de los pobres o drogadictos.
¿Su reto?
Quitar la impunidad. Quiero igualdad. Sólo así será considerado barrio de la ciudad y no un cuarto trastero. Allí se permite todo porque fuera no se permite.
¿Una máxima?
No podemos permitir más asentamientos. El polígono será solidario cuando se normalice.
¿Otra regla de oro?
Si tu manchas hasta las 5 de la mañana, limpio hasta las 5.30 h. Hasta que te canses.