Frank Cuesta: "Soy cotilla, paleto y fan total de Kiko Matamoros, Mila Ximénez y 'Sálvame'"

  • El herpetólogo asegura que su exmujer, Yuyee, que sigue encarcelada, lleva dos años y medio sin ver a sus hijos.
  • Frank Cuesta también ha admitido que grabando en Australia le mordió una pitón de cabeza negra y casi le muerde también una mulga, esta última extremadamente venenosa y mortal.
  • Admite que aunque hay cosas que no le gusten de la TV y no la vea, por internet sigue Sálvame, "un programón".
  • Frank Cuesta cruza la última frontera de Wild Frank con una road movie por Australia.
Frank Cuesta en Australia con unos kanguros.
Frank Cuesta en Australia con unos kanguros.
WILD FRANK/DMAX

Con motivo del estreno este domingo por la noche en DMax de la nueva temporada de Wild Frank, rodada durante 40 días en Australia, el herpetólogo leonés Frank Cuesta ha concedido una entrevista a Vertele en la que ha confesado sus placeres culpables, cómo sigue el caso Yuyee y su relación de idas y venidas con la pequeña pantalla.

El presentador se mostró optimista con la sentencia que seguramente dictará el año que viene el TS sobre su exmujer, Yuyee, aunque reconoció que ella lleva mucho tiempo sin ver a sus hijos: "Estamos esperando que el Tribunal Supremo dicte sentencia y supongo que lo harán en junio de 2017. Pinta bien pero hay que esperar al resultado. Ella está mal porque lleva dos años y medio sin poder estar con sus hijos, encarcelada por algo que no entendemos".

Frank Cuesta también habló de dos de los episodios más peligrosos que ha vivido en Australia, los ataques de una serpiente mulga y una pitón: "Yo le estaba tocando las narices y ella me intentó morder. Si me llega a pillar estoy muerto allí mismo, en 3 minutos porque la mulga es una serpriente muy venenosa. Todo fue por una tontería, yo le quería decir adiós y le quería dar un besito y se me tiró a la cara a morder. Suerte que me moví rápido. Y lo de la pitón, sí, fue una de cabeza negra. Esta sí que me mordió, pensé que era venenosa pero al final no".

Respecto a su relación de amor-odio con la televisión, el televisivo admitió que aunque para él es un medio de financiarse, no es " un tío de televisión" y reconoce, sin vergüenza, que Sálvame le parece un programón: "Yo no soy un tío de televisión y hay muchas cosas de ella que no me gustan, pero gracias a ella puedo financiar mi asociación y puedo mandar mensajes a la gente. No me verás en los platós, ni hablando en otros lugares, ni haciendo publicidad. Yo hago un programa de animales y ya está. No veo televisión, en Internet veo cosas, por ejemplo Sálvame. Soy fan de Kiko Matamoros, Kiko Hernández y Mila Ximénez, fan total. Lo veo porque soy español, soy cotilla, soy paleto y Sálvame me parece un programón, siempre lo he dicho y no me he escondido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento